ADIE valora conversión de generadoras a gas natural y pide fortalecer planificación del sector

0
45



La Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE) valoró como positivo para el sistema eléctrico y la economía nacional el inicio de la conversión a gas natural de las centrales de generación de la Compañía de Electricidad de San Pedro de Macorís (CESPM), que ahorrarán al país US$3,000 millones en los próximos 10 años.

El gremio recordó que el proceso de conversión es parte de una estrategia país para que las centrales eléctricas ubicadas en San Pedro de Macorís, incluyendo a Quisqueya I, de Barrick Pueblo Nuevo, y Quisqueya II, de EGEHaina, generen con gas natural, producto de la inversión privada en infraestructura de transporte del combustible que permite menores costos y una producción limpia.

La ADIE sostuvo que la conversión es un paso decisivo de la industria eléctrica para continuar la diversificación de la matriz de generación, reduciendo la dependencia de los derivados del petróleo y aportar al alcance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2030, compromiso asumido por República Dominicana dentro del Sistema de Naciones Unidas.

Explicó que durante el proceso de conversión esas centrales estarían indisponibles, por lo cual se hará necesario que otras plantas que están en disposición de entrar al sistema sean llamadas a operar para que las empresas distribuidoras puedan abastecer su demanda.

La entidad destacó la importancia de una buena planificación a corto, medio y largo plazo en el sector eléctrico, que permita al sistema prepararse para responder a la población cuando algunas unidades inician trabajos de mantenimiento u otras reformas, las cuales son programadas con tiempo de antelación.

«El sector de generación es uno de los mas diversificados de la región y con plena capacidad de aportar a las necesidades de demandas del país», precisa un documento de prensa de la Asociación.

Datos del Organismo Coordinador (OC) indican que la energía disponible desde el 1 al 12 de julio del 2020 superó en un 15 % la demanda abastecida.

En el período mencionado, las empresas generadoras estuvieron en capacidad de entregar al sistema 810.9 gigavatios, pero la electricidad solicitada por las distribuidoras fue de 705 gigavatios, por lo que hubo una oferta no requerida de 105 gigavatios.

La ADIE recordó que en esta época del año se presentan situaciones previsibles, como las altas temperaturas, que provocan un aumento en la demanda, y la sequía, que reduce la capacidad de las hidroeléctricas.

«Una buena planificación permitiría al sistema preparar la entrada de otras plantas que están disponibles y que podrían aportar hasta 275 megavatios en caso de que se les den las condiciones apropiadas para entrar en operación», indica la nota.

“El sector generación cuenta con la capacidad para suplir la demanda de las empresas distribuidoras. Una correcta planificación será determinante para dar entrada a plantas que están listas para operar y que pueden suplir la energía necesaria cuando otra de las centrales deba salir para mantenimiento o cualquier trabajo imprescindible para su correcto funcionamiento», declaró Manuel Cabral, vicepresidente ejecutivo de la ADIE.



Source link