Alberto Salazar, el entrenador suspendido por dopaje, probaba las sustancias con sus hijos y tenía contactos con Lance Armstrong

0
31

SPORTYOU

  • El técnico de la actual reina del fondo, Sifan Hassan, y ex de Mo Farah ha sido suspendido cuatro años.

Las técnicas de Alberto Salazar para mantener un entramado de dopaje desde el Nike Oregon Project (una suerte de centro de alto rendimiento deportivo en Estados Unidos) están sorprendiendo a propios y extraños.

El hombre que dirigió a Mo Farah hasta convertirse en una leyenda del atletismo de fondo, y que actualmente llevaba las riendas de Sifan Hassan, estaba convencido de que podía esquivar todos los controles de la Agencia Mundial Antidopaje, hasta el punto de que usaba a sus propios hijos para probar las sustancias que luego quería ofrecer a sus atletas.

El informe de la USADA que usa la AMA para explicar el caso incluye datos sobre cómo Salazar había usado a sus hijos Alex y Tony para experimentar con un gel de testosterona, AndroGel, para comprobar la dosis necesaria que había que aplicar para no dar positivo. El segundo llega a asustarse, ya que estaba en proceso de concebir un hijo y no sabía cómo iba a afectarle.

También han salido a la luz varios correos electrónicos con un remitente que conoce bien cómo doparse: Lance Armstrong. En diciembre de 2011, Salazar escribió un mail al exciclista para ofrecerle una dosis más afinada de L-carnitina con el que no daría positivo en sus pruebas de triatlón que estaba disputando en ese momento.

«¡Lance, llámame lo antes posible! Lo hemos probado y es increíble (…) 100% legal y natural. Vas a ganar alrededor de 16 minutos cuando corras el Iron Man si tomas esta vitamina», escribió el entrenador al desposeído ganador de siete Tours.