Alertan de la exposición de los niños a la pornografía a través de sus móviles

0
185

20MINUTOS.ES

  • Dos tercios de los niños británicos que tienen móvil han visto imágenes sexuales explícitas o pornográficas en sus dispositivos.
  • Tan sólo una quinta parte había buscado esas imágenes de forma voluntaria.
  • «Esto conduce a expectativas inapropiadas sobre chicas y mujeres» y a «interpretaciones del acto sexual nada realistas y a veces no consensuadas».

Dos tercios de los niños británicos que tienen móvil han visto imágenes sexuales explícitas o pornográficas en sus dispositivos y en su mayoría reaccionan considerando que las escenas de sexo que ven son «realistas» por lo que imitan las conductas de esas imágenes.

Son conclusiones de un estudio publicado conjuntamente por la NSPCC (Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad contra los Niños por sus siglas en inglés) y el Comisionado de la Infancia de Inglaterra, recogido por el Telegraph.

Los niños en sus primeros años de adolescencia en ocasiones imitan las conductas sexuales que han visto en sus móviles, por anuncios en webs, pop-ups o aplicaciones. Uno de los niños que participó en el estudio relató que un compañero «trata a las chicas como ve en los vídeos», algo que no le parecía «importante» si sólo era «un golpe aquí o allá».

Dos tercios de los jóvenes encuestados entre los 15 y los 16 años admitió haber visto pornografía, y un 94% dijo que lo habían hecho en sus primeros años de adolescencia. Tan sólo una quinta parte de los encuestados había buscado esas imágenes de forma voluntaria.

La forma más común por la que los niños llegaron a la pornografía fue por accidente, según el estudio, y aunque algunos se declararon «conmocionados», «disgustados» o «confundidos» con lo que vieron, otros confesaron haber entrado después varias veces a la semana tras la experiencia y el 42% de los jóvenes de 15 y 16 aseguró que tras ver las imágenes deseó «emular» lo que había visto.

El 53% de los jóvenes y casi el 40% de las jóvenes encuestadas dijeron que la pornografía era «realista». Peter Wanless, director ejecutivo NSPCC, alertó de que «una generación de niños está en peligro de ser despojado de su niñez a una edad temprana por tropezarse con la extrema y violenta concepción del sexo que hace el porno». Además, aseguró que «es alarmante que algunos niños crezcan creyendo que deberían emular el comportamiento que ven en la pornografía».

Anne Longfield, Comisionada de la Infancia de Inglaterra, hizo ver que sólo ahora se está empezando a «entender el impacto de los ‘niños smartphone’, la primera generación que ha crecido con la tecnología e internet en sus dormitorios y salas de ocio, donde sus padres no pueden controlarlos».

La investigación, realizada sobre una muestra de más de un millar de menores, concluye que las imágenes y vídeos de contenido adulto «insensibilizan» a los adolescentes.

La codirectora de la investigación, la doctora Elena Martellozzo, se mostró alarmada por el hecho de que «los chicos crean que la pornografía ofrece una visión realista de las relaciones sexuales», ya que «esto conduce a expectativas inapropiadas sobre chicas y mujeres«. «Las chicas se pueden sentir presionadas para llevar a cabo estas interpretaciones del acto sexual nada realistas y a veces no consensuadas«, anotó.

Martellozo insistió en que los padres, los profesores y las autoridades policiales deben trabajar para controlar esta situación y proporcionar a los jóvenes «un espacio seguro donde puedan discutir asuntos relacionados con el sexo, las relaciones y el acceso a la pornografía en la era digital».