Ana Peleteiro y Orlando Ortega, medallas de bronce en los Europeos de Atletismo

0
3

EFE

  • Óscar Husillos sólo pudo ser sexto en la final de los 400 metros.
  • Del Barbanza al podio de Berlín: Ana Peleteiro se confirma como el futuro del triple salto europeo.
  • Orlando Ortega, el cubano que soñó ganar medallas con España.

La triplista Ana Peleteiro y el vallista Orlando Ortega sumaron este viernes sendas medallas de bronce en el Europeo de Atletismo de Berlín, en las pruebas de Triple Salto y 110 metros vallas.

Segunda medalla internacional para la gallega

Peleteiro consiguió en el Olímpico de Berlín su segunda medalla internacional absoluta al clasificarse tercera en la final europea de triple con la marca de su último salto, de 14,44 metros, que la dejó a un centímetro de la plata.

La victoria, con 14,60, fue para la griega Paraskevi Papahristou, la atleta que fue expulsada de los Juegos de Londres 2012 por una broma racista en Twitter, al escribir: “Con tantos africanos en Grecia los mosquitos del Nilo Occidental al menos tendrán comida de su casa”.

La alemana Kristin Gierish, campeona de Europa en pista cubierta, se quedó aquí con la medalla de plata con 14,45, su mejor marca de siempre.

Seis años después de proclamarse en Barcelona campeona mundial júnior con 16 años, Peleteiro se ha colgado su segunda medalla internacional con las mayores. Este mismo año había logrado el mismo metal en los Mundiales en sala de Birmingham y se presentó en Berlín con la mejor marca de su vida (14,55) todavía caliente.

Sólo una de sus once rivales en la final aportaba una marca mejor que la suya, Paraskevi Papahristou (14,60), la dama de bronce, pues obtuvo ese metal en los últimos Europeos al aire libre y bajo techo y en los Mundiales en sala de 2016.

La alemana Kristin Gierish, campeona de Europa bajo techo el año pasado, puso altura a la prueba con su primer salto, de 14,45, su mejor marca personal. Peleteiro respondió con 14,42 y Papahristou con un nulo muy largo.

La griega tomó el mando en el segundo turno, con 14,60, relegando a la española, que hizo 14,33, al tercer puesto, en peligro de ceder el bronce provisional a la israelí Hanna Minenko, quinta en los Juegos de Río, que estaba a solo cinco centímetros.

Las posiciones, sin embargo, ya no cambiaron, aunque Peleteiro progresó hasta los 14,44 para quedarse a un centímetro del segundo puesto.

Ortega arregla un mal inicio

Orlando Ortega, subcampeón olímpico de 110 metros vallas, consiguió la medalla de bronce en la final europea con un tiempo de 13.17, por detrás del francés Pascal Martinot-Lagarde (13.17) y del ruso Sergey Shubenkov (13.17).

Sergey Shubenkov, el gran favorito, único europeo que había bajado este año de los 13 segundos, se vio sorprendido por el francés, que consiguió su primera medalla de oro al aire libre.

Ortega se demoró en el tramo que conduce a la primera valla y fue durante toda a carrera a remolque de los primeros. A mitad de trayecto todavía estaba quinto, pero su aceleración final terminó por darle la medalla de bronce.

Dos horas y media antes, el vallista de La Habana, presente por primera vez en unos Europeos, se había clasificado para la final con el mejor tiempo (13.21) de los contendientes.

A seis días de cumplirse el segundo aniversario de su medalla de plata olímpica en Río 2016, Orlando Ortega ha dado una segunda presea a España, el país que le ha dado la oportunidad de alcanzar una vida mejor como atleta de elite.

La de Ortega es la cuarta medalla para España en estos Europeos de Berlín, después del bronce de Julia Takacs en 50 km marcha, la plata de Fernando Carro en 3.000 m obstáculos y el bronce de Ana Peleteiro en triple.

El palentino buscará resarcirse en el 4×400

El palentino Óscar Husillos, candidato a medalla en la final de 400 metros de los Europeos de atletismo, se clasificó sexto con un tiempo de 45.61 en una carrera dominada por el británico Matthew Hudson-Smith con 44.78.

Era el único representante español en la final de 400 metros, por la calle ocho, tras la eliminación del toledano Lucas Búa y el canario Samuel García en semifinales.

Husillos, tercero del ránking europeo del año con los 44.73 de Madrid (cuando Hortelano batió el viejo récord de Cayetano Cornet con 44.69) se enfrentaba a una final que estaba carísima, con los hermanos belgas Kevin y Jonathan Borlee y la incorporación del campeón mundial de vallas, el noruego Karsten Warholm.

El británico se mostró muy superior en la recta. Nadie más que él bajó de los 45 segundos, y los hermanos Borlee subieron con él al podio: Kevin con 45.13, Jonathan con 45.19.

La marca ganadora de Husillos (44.92) en la final de los Mundiales bajo techo de Birmingham (luego anulada por descalificación) le había señalado como aspirante al podio, aunque el favorito indiscutible era Hudson-Smith, el europeo más veloz del año (44.63). Warholm, que había ganado aquí la final de 400 m vallas, terminó octavo y último con 46.68.

Husillos sabía que la final estaba cara. Lo supo el día anterior cuando se clasificó con la peor marca de todos. “Estoy satisfecho porque el objetivo se ha cumplido pero también un poco sorprendido porque he hecho la peor marca”, señaló. Al palentino le queda todavía el reto del relevo 4×400, que aspira este sábado a subir al podio.