Así es la mayor aventura interactiva de Spider-Man hasta la fecha

    0
    10

    DANIEL G. APARICIO

    • Sony acaba de lanzar en PlayStation 4 el videojuego ‘Spider-Man’, desarrollado por Insomniac Games.
    • Es una aventura de mundo abierto que transcurre en una espectacular recreación de Nueva York.

    En el año 1962, la imaginación y el talento de Stan Lee y Steve Ditko dieron pie a la creación de Spider-Man, un superhéroe de cómic que no tardó en convertirse en un fenómeno de masas.

    Spidey, o más bien Peter Parker, su identidad real, no era un guerrero invencible sino un adolescente empollón que sufría acoso escolar y que, de repente, adquiría poderes sobrehumanos. Eso hizo que miles de chicos se sintieran identificados con él. Las cifras de ventas eran espectaculares.

    Hoy, el carismático trepamuros de Marvel es mucho más que otro supertipo en mallas, es un icono de la cultura pop que ha dado pie a infinidad de creaciones derivadas: ropa, accesorios, juguetes, largometrajes y, por supuesto, videojuegos, muchos videojuegos, más aún que películas, y eso que ha tenido tres encarnaciones diferentes en la gran pantalla -repartidas en seis filmes- en los últimos 15 años.

    El último de esa larga lista de juegos se titula simplemente Spider-Man, acaba de ver la luz en exclusiva para la consola PlayStation 4 y ya está considerada por la mayoría de aficionados y profesionales del sector como la mejor aventura interactiva del Hombre Araña hasta la fecha.

    El título pone al jugador en la piel de un Spider-Man ya experimentado, muy consciente de que un gran poder conlleva una gran responsabilidad y sumamente diestro en el combate y en el uso de sus habilidades especiales. Eso le permite moverse con soltura por la inmensa Nueva York, trepando por los edificios, balanceándose sobre la gran urbe y haciendo frente a los malhechores sin descuidar nunca su vida personal: su trabajo como fotógrafo, el pago del alquiler, su relación amorosa con Mary Jane…

    El control hace que todo sea muy sencillo, desde localizar y completar las numerosas misiones secundarias que hay repartidas por la ciudad hasta realizar tareas de infiltración -de un modo que recuerda mucho a los últimos videojuegos de Batman- o enfrentarse a villanos tan emblemáticos como Escorpión, Rhino, el Buitre, Shocker, Kingpin, Electro o Norman Osborn.

    Y alrededor de todo eso, como bello y monumental escenario, y con un nivel gráfico sublime, se extiende la imponente Gran Manzana, enorme, luminosa, llena de vida (tráfico, gente que va y viene, ajetreo constante…). Los jugadores pueden recorrerla libremente, explorando sus rincones y buscando secretos en localizaciones reales como Manhattan, el Bronx, el Empire State o la torre Chrysler pero también en emblemáticos escenarios de la ficción como el edificio del periódico Daily Bugle, la torre Oscorp, el Sancta Sanctorum del Doctor Extraño, el bufete de Nelson y Murdock o el cuartel general de Los Vengadores.

    El amigo y vecino Spider-Man ha inspirado decenas de juegos durante décadas, pero nunca hasta ahora había transmitido con tanto acierto la sensación de transformarse en él, de columpiarse por las alturas y moverse ágilmente de un lado a otro. El siguiente salto arácnido… ¿quizá en la realidad virtual?

    Otras aventuras de Spidey

    Spider-Man: Shattered Dimensions (2010)

    Este juego permitía controlar cuatro versiones del héroe, cada una de una dimensión diferente: la normal, la futurista de 2099, la del oscuro universo Noir y la de Ultimate Spider-Man.

    Spider-Man 2: The Game (2004)

    Inspirado en la película Spider-Man 2, este título estaba considerado hasta ahora el mejor del héroe. Ofrecía una ciudad abierta por la que moverse, el balanceo era bueno… Una joya de la época.

    The Amazing Spider-Man vs. The Kingpin (1990)

    Las consolas de 8 y 16 bits también tuvieron muchas incursiones arácnidas. Esta, que acabó saliendo en todas las consolas de Sega de la época, fue una de las mejores.

    Spider-Man (1982)

    El videojuego más antiguo de Spidey vio la luz en la Atari 2600. Consistía en trepar por edificios, eliminar delincuentes y desactivar bombas para acabar con los planes del Duende Verde.