EFE

  • Renuncia así a las subvenciones que percibía por esa vinculación.
  • PP y FAES siguen “abiertas a seguir colaborando”.
  • Aznar la preside desde su fundación en 2002.

La Fundación FAES ha decidido dejar de estar vinculada al PP, ha renunciado a las subvenciones públicas que percibía hasta ahora por esta razón, y ha aprobado una reforma de sus estatutos con un nuevo órgano de gobierno en el que no habrá vocales natos del partido.

Así lo ha comunicado este lunes el presidente de la fundación, José María Aznar, en una reunión extraordinaria que ha celebrado el patronato estar tarde para ratificar el acuerdo que firmaron la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal y el secretario general de FAES, Javier Zarzalejos, el pasado día 30, según informa la institución en un comunicado.

Pese a la desvinculación, el PP y FAES se muestran “abiertos a seguir colaborando en el futuro” desde sus respectivos ámbitos de actividad.

Según informa FAES, Cospedal ha asistido a la reunión del patronato que ha aprobado reformar los estatutos y conformar un nuevo órgano de gobierno en el que el PP “renuncia a los miembros que hasta ahora le correspondían como vocales natos”.

Según el acuerdo aprobado, que afecta a la financiación y organización de la fundación, FAES ya no estará vinculada a ningún partido político.
Deja así de cobrar las subvenciones públicas que recibía por su vinculación al PP.

En el comunicado se subraya que el PP y FAES “recuerdan la estrecha y fructífera relación que han desarrollado en los terrenos ideológico, programático y de formación política”, y “se muestran abiertos y dispuestos a seguir colaborando en el futuro desde sus respectivos ámbitos”.

Asimismo, de común acuerdo, se ha determinado que FAES mantendrá su presencia y actividad en las redes y organizaciones internacionales a las que ya pertenece.

“Laboratorio de ideas”

La Fundación FAES nació en 2002 como resultado de la fusión de las cinco fundaciones vinculadas al PP que se llevó a cabo en noviembre de 2002. Adquirió el nombre de una de ellas, ya que la primitiva FAES se constituyó en 1989.

Presidida por José María Aznar desde la refundación, estaba concebida como “un laboratorio de ideas y fuentes de iniciativas”. Se define como defensora de las ideas y principios propios del pensamiento liberal y reformista.

Las relaciones entre FAES y el PP no siempre han sido fáciles, como no lo ha sido la que mantienen el presidente del partido, Mariano Rajoy, y su antecesor, José María Aznar, quien en numerosas ocasiones no ha ocultado sus diferencias con la gestión del jefe del Ejecutivo en funciones.

El expresidente del Gobierno ha utilizado así la tribuna de FAES en numerosas ocasiones para hacer sus análisis sobre la situación política de España, exponiendo sus diferencias sobre la gestión del gobierno ante el debate soberanista catalán, las medidas económicas para atajar la crisis o la propia gestión del partido.