Balotelli se enfrenta a los ultras del Hellas Verona por sus insultos racistas: pelotazo y amenaza de dejar el partido

0
27


El serio problema del racismo en el fútbol tiene cada vez más detractores, empezando por las propias víctimas de los insultos. El último en alzar la voz contra la actitud de los ultras ha sido Mario Balotelli.El delantero estuvo a punto de abandonar el terreno de juego del partido entre el Hellas Verona y su Brescia cuando un sector de la grada local empezó a gritarle todo tipo de insultos racistas. Su enfado fue tal que, después de lanzar un pelotazo (que le hizo ganarse una tarjeta amarilla) hacia el fondo donde estaban estos aficionados, amenazó con dejar el partido. «Yo ya no juego más», gritó, mientras sus compañéros y sus rivales le intentaban calmar.

El árbitro del encuentro interrumpió el partido durante unos minutos mientras por megafonía pidieron a los hinchas que cejaran en su actitud, porque si seguían se suspendería definitivamente el encuentro. La cosa no fue a más y, para mostrar su comprensión, el colegiado le retiró la amarilla a Balotelli, que marcó un gol en el minuto 85 de encuentro, pero que no pudo evitar la derrota de su equipo por 2-1.