Barcelona multará con 600.000 euros a plataformas de pisos turísticos ilegales "reincidentes"

    0
    134

    PURI CARO

    • Será el caso de los portales Airbnb y Homeaway, que fueron los primeros en ser multados por el consistorio barcelonés, en una medida inédita en el Estado, por anunciar este tipo de viviendas ilegales.
    • En los últimos meses, el ajuntament ha dejado sin efecto la licencia de unos 400 alojamientos, 250 de ellos con acta firme. Además, se multó a 482 propietarios.
    • Desde 2015, el Ajuntament ha realizado un total de 6.005 inspecciones en pisos turísticos y ha ordenado 604 ceses de actividad.
    • El próximo jueves se habilitará la web www.barcelona.cat/habitatgesturistics, desde la que se podrán consultar los alojamientos turísticos con licencia y se podrán denunciar los ilegales.

    El Ajuntament de Barcelona multará con 600.000 euros a las plataformas intermediadoras de alojamientos turísticos que publiciten pisos sin licencia para esta actividad de forma «reincidente», tal y como contempla la Ley del Turismo de Catalunya. Será el caso de los portales Airbnb y Homeaway, que fueron los primeros en ser multados por el consistorio barcelonés, en una medida inédita en el Estado, por anunciar este tipo de viviendas ilegales. En su momento fueron sancionados con 30.000 euros, una multa que también puede ser impuesta a personas particulares en casos «flagrantes».

    Un total de 9 portales de Internet no han dejado de anunciar viviendas turísticas sin licencia, como les ha requerido el ayuntamiento, y se exponen a expedientes sancionadores. Es el caso de Tripadvisor, Fotocasa, Rent4days, 9flats, Housetrip, Only-apartaments, Windu, Oh Barcelona y Niumba

    Esta es una de las principales medidas incluidas en un paquete de 20 que ha anunciado este martes el Ajuntament como plan de choque para luchar contra los pisos turísticos ilegales «con contundencia», como han indicado en rueda de prensa los tres concejales Janet Sanz, Gala Pin (regidora de Ciutat Vella) y Agustí Colom (regidor de Turisme).

    En los últimos meses, el consistorio también ha revisado administrativamente las licencias de viviendas turísticas legales existentes en Barcelona, que ha comportado dejar sin efecto la licencia de unos 400 alojamientos, de los que 250 son actas firmes y no pueden continuar con su actividad. Además se multó a 482 propietarios.

    Se quería comprobar que el titular de la licencia y el nombre del propietario de la vivienda son el mismo, tal y como marca el artículo 66 del Decret 159/2012, del 20 de noviembre de establecimientos de alojamiento turístico y de viviendas de uso turístico.

    Desde 2015, el Ajuntament ha realizado un total de 6.005 inspecciones en pisos turísticos y ha ordenado 604 ceses de actividad, de los que hay 29 precintos en trámite. En lo que llevamos de 2016, 38 viviendas han dejado de operar como alojamientos turísticos a instancias municipales.

    Cinco ámbitos de actuación

    La batería de 20 medidas contra esta actividad turística ilegal se ha presupuestado con 1.350.000 de euros anuales. Algunas de las propuestas ya se han aplicado con anterioridad en el distrito de Ciutat Vella y ahora se extenderán al resto de la ciudad.

    Las medidas son de cinco tipos. De detección, con la creación de un equipo central de 8 nuevos inspectores,  alcanzado los 20. Estos han realizado más de 30.000 inspecciones en el último año. Los equipos de inspectores de cada distrito ganan cuatro agentes más, hasta un total de 49. El Eixample gana 1, Gràcia 2 y Nou Barris 1.

    Este verano se añaden 20 visualizadores. Estos últimos ya trabajan a pie de calle desde el pasado lunes para localizar alojamientos turísticos ilegales a partir de pequeños cuestionarios a turistas y vecinos. En Ciutat Vella ya se llevaba a cabo esta labor, que se reforzará este verano con 8 visualizadores. A los turistas se les pedirá que indiquen la dirección donde se alojan y desde donde han contratado el piso y que puedan aportar una copia del contrato para faclitar la actividad inspectora.

    Las medidas de inspección y sanción se refuerzan también vía web para identicar pisos ilegales que se anuncien desde plataformas intermediarias. Dos administrativos y un letrado en apoyo con el equipo de visualizadores ya han detectado 20 supuestos de pisos que estarían operando ilegalmente.

    Mediante los resultados arrojados por la araña web, se han llevado a cabo 17 requerimientos a pequeñas sociedades intermediarias, 31 requerimientos a particulares que anunciaban más de un piso turístico y 36 requerimientos a propietarios que publicitan más de un piso con el mismo número de Registro de Turismo de Catalunya (RTC).

    Recepción de quejas vecinales

    Entre las medidas de colaboración entre administraciones, se ha apostado desde el Ajuntament por firmar un convenio con la Generalitat para extender el uso de la araña web como herramienta de detección. También se está colaborando con las oficinas de turismo de la ciudad desde el pasado febrero (en el marco del Mobile World Congress) para obtener datos de pisos sin licencia turística.

    Igualmente, se enviará durante los próximos meses información por carta a los vecinos de Barcelona para pedir su colaboración para detectar oferta sumergida que haya en sus fincas o barrios. Se les recordará el teléfono gratuíto 900 226 226 (operativo de 8 a 24 horas los siete días de la semana) para hacer llegar sus quejas, así como el formulario web: www.barcelona.cat/incidencies/habitatgesturistics.


    El Centre de Recepció de Trucades, operativo desde diciembre de 2014, recoge las llamadas recibidas al 010 y al 092 relacionadas con pisos turísticos. De enero a mayo de este año se han recibido 574 llamadas correspondientes a 334 viviendas, casi el 50% de todas las llamadas recogidas en 2015. El Ajuntament ultima un convenio con el Col·legi d’Administradors de Finques para que las comunidades de vecinos conozcan las herramientas a su disposición para evitar esta actividad ilegal, como poder rechazar estas viviendas a través de sus estatutos o prohibir el acceso a las azoteas comunitarias.

    En Ciutat Vella, el asesoramiento y la subvención para efectuar el cambio de estatutos se financiará con la tasa turística. La regidora Gala Pin indicaba este martes que de esta manera «se retorna el dinero a los  barrios y a los vecinos más afectados por el turismo masificado».

    A propuesta de los vecinos de la Barceloneta, la Agencia Tributaria ha informado al consistorio que de enero de 2011 a octubre de 2015 se han abierto 986 expedientes a 779 titulares por uso turístico de una vivienda sin la licencia correspondiente.

    Página web de consulta y denuncia

    Como medida normativa, el Ajuntament trabaja para que la Generalitat introduzca criterios en el nuevo Reglament de Turisme, que actualmente se está elaborando, para poder tramitar un cese de actividad ilegal con mayor facilidad. La legislación exige encontrar dos veces a turistas alojados con un contrato de alquiler inferior a los 31 días.

    El consistorio pondrá en marcha el próximo jueves una página web www.barcelona.cat/habitatgesturistics desde la que se podrán consultar los alojamientos turísticos con licencia. Esta web y acción de sensibilización se dará a conocer entre los turistas para que puedan comprobar si el lugar en el que se alojan es o no ilegal y por ello el portal estará disponible en seis idiomas: catalán, castellano, inglés, francés y alemán. El portal dará la posibilidad de rellenar un formulario de denuncia.

    Paulatinamente, se irá extendiendo por toda la ciudad un adhesivo identificativo que deberán lucir en sus accesos los apartamentos turísticos y que mostrará el número de licencia y un número de atención 24 horas. Esta acción nació en la Barceloneta y se amplió al resto del distrito de Ciutat Vella.