web
statistics
Salud

Calor, frío o humedad, entre los principales factores que dañan el pelo

Calor, frío o humedad, entre los principales factores que dañan el pelo


EUROPA PRESS

  • El pelo crece más rápido durante el verano a consecuencia del calor.
  • En zonas húmedas el pelo se encrespa porque las fibras la absorben y se expanden.
  • Los expertos recuerdan proteger el cuero cabelludo.
  • Con el calor el cabello se vuelve más frágil y quebradizo

Calor, frío, humedad o tiempo seco son algunos de los principales factores climáticos que influyen la textura del cabello y pueden hacer que éste se vea más frágil y apagado, por ello “el secado del cabello al aire libre ayuda a mantenerlo hidratado”, según han declarado los expertos de Svenson.

Asimismo, el pelo crece más rápido durante el verano a consecuencia del calor, por la vasodilatación de su raíz. A su vez, es la época del año donde más deterioro sufre, por ello al decidir el destino de las vacaciones es importante tener en cuenta los factores climatológicos que predominan para preparar el pelo.

Según los expertos, en los lugares cálidos las consecuencias nocivas de la irradiación UVB pueden ser de dos a cinco veces superiores que la irradiación UVA aislada. Esto vuelve el cabello más frágil y quebradizo, ya que afecta su estructura proteica.

La causa de ello se encuentra en la exposición prolongada al sol que evapora el agua del cabello y provoca que se deshidrate, mostrándolo más apagado.

Como consecuencia, aumenta el número de lavados, por lo que el abuso de champús se vuelve contraproducente, ya que despoja las propiedades y aceites naturales del cabello, cambiando la forma natural de la cutícula capilar.

En cambio, si las vacaciones son en lugares húmedos sucede que el aire tiene efectos muy visibles volviéndolo reseco y poroso. De esta forma, el pelo se encrespa porque las fibras la absorben y se expanden; a medida que esto sucede, pierden su forma y se enroscan.

Todo esto desemboca en el excesivo uso de productos y herramientas para intentar domar el cabello que castigan nuestro pelo y que le restan sus propiedades naturales.

Recomendaciones para no dañar el cabello.

En zonas calurosas, los expertos de Svenson aconsejan utilizar un champú nutritivo, que “ayude al cabello a recuperar su cuerpo, brillo e hidratación”.

En lugares con humedad, lo mejor es dejar que el cabello adquiera su forma y tono natural, y en lugar de dominarlo, intentar ser su aliado.

El cuidado capilar diario es imprescindible para evitar los efectos de los factores climáticos que sufre en ciertas estaciones del año y según el lugar donde se encuentre.

Por todo ello, los expertos recuerdan proteger el cuero cabelludo con sombreros y gorras, cortarlo y acondicionarlo regularmente con productos con filtro UV, y evitar siempre que sea posible utilizar instrumentos de calor para darle un respiro.



Source link

Salud

More in Salud