Cifuentes se enzarza con Podemos y Ciudadanos por Púnica en un pleno muy tenso

    0
    87

    EUROPA PRESS

    • El portavoz de Ciudadanos la acusa de “desprestigiar a la Guardia Civil” y acudir a los servicios jurídicos de la Comunidad para temas propios.
    • La de Podemos dice que “utiliza las instituciones en beneficio propio”.
    • La presidenta afirma que “ningún juez ni ningún fiscal” la ha acusado de nada.

    El pleno de este jueves en la Asamblea de Madrid ha transcurrido entre reproches y tensión después de que los portavoces de Ciudadanos y Podemos hayan echado en cara a la presidenta Cristina Cifuentes la corrupción en sus filas.

    Así, Cifuentes ha asegurado a Ignacio Aguado que no necesita defenderse “de nada, porque ningún juez ni ningún fiscal” la ha acusado de nada; con los morados ha elevado el tono aún más y les ha reprochado que lleven en sus listas electorales a “pederastas, agresores o antiguos terroristas” ya condenados. Este viernes, la presidenta cpmparece en la comisión de corrupción de la Asamblea en relación a la causa Púnica.

    Aguado le ha reprochado acudir a la Abogacía General de la Comunidad de Madrid para “intentar seguir en su tarea de quitar peso al informe de la Guardia Civil” sobre contratos como el de la cafetería de la Cámara. “Ha pedido un informe jurídico a la Comunidad de Madrid para seguir desprestigiando a la Guardia Civil. Esto no es que no sea elegante es que no es legal. No puede recurrir a los servicios jurídicos de la Comunidad para temas propios. ¿Sabe quién hacía eso? Ignacio González hacía eso”, ha afirmado Aguado.

    En su intervención, Aguado se ha referido al informe de la UCO señalando que dice textualmente que “de forma indubitada” Cifuentes “fue directamente partícipe y conocedora de las irregularidades de contratación de la cafetería de la Asamblea”. “Lo dice la Guardia Civil, no un grupo de amiguetes”, ha apostillado. “Nos preocupa muchísimo que aparezca en un informe”, ha añadido.

    Cifuentes, quien ha criticado la “poca elegancia” de Aguado, ha señalado que creía que este tema se iba a tratar mañana en “esa especie de tribunal de la Santa Inquisición que han montado exclusivamente para intentar sacar rentabilidad política” de algo que el “fiscal y el juez han dicho que no hay absolutamente nada”. “Que le quede claro: jamás he desprestigiado ni desprestigiaré a la Guardia Civil”, ha afirmado Cifuentes.

    Además, ha afirmado que no va a permitirle que “siembre dudas” sobre su gobierno, ni los servicios jurídicos de la Comunidad que han tenido una actuación “intachable”.

    “Acuda al turno de oficio”

    Por su parte, la portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta, ha acusado a Cifuentes, de “utilizar las instituciones en beneficio propio” para defenderse y le ha preguntado para qué se personó la Comunidad en el caso Púnica.

    Tras preguntar a Cifuentes qué diligencias concretas ha ordenado practicar a los letrados de la Comunidad de Madrid en el caso Púnica, la portavoz de Podemos ha afirmado que solo conocen “la instrucción que dio a estos servicios jurídicos de que le confeccionaran un informe a medida que la exculpara de las irregularidades cometidas cuando simultaneó su pertenencia al comité de expertos y a la mesa de contratación”.

    “Ese informe jurídico ordenado por usted la exonera de sus faltas a costa de desprestigiar el trabajo de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, al que acusan de falta de rigor”, ha apostillado. Por otro lado, ha espetado a Cifuentes que “no hay ningún juez que esté instruyendo este sumario que haya dicho que no tenga responsabilidad por escrito, que es la única comunicación de los jueces que tiene validez jurídica”.

    Además, la portavoz de Podemos ha preguntado a la presidenta si “cuando amenazó con emprender todas las actuaciones que sean precisas contra quien ponga en cuestión su honradez”, se refería a que “va a hacer lo mismo que Ignacio González, que se querelló contra todos los periodistas que informaron sobre la corrupción del PP utilizando para ello recursos públicos”.

    Finalmente, en tono irónico, Ruiz-Huerta le ha dicho a la presidenta que si como ella misma afirma “tiene una cuenta mermada y no puede costearse una defensa, no dude en acudir al turno de oficio”, al tiempo que ha denunciado el “desprecio” del Gobierno del PP hacia este colectivo.

    “Les molesta la transparencia”

    Cifuentes le ha contestado que se han personado en el caso Púnica porque “la Comunidad vela por el interés de todos los madrileños y por tanto merece ejercer la acusación particular“. “No lo digo yo, lo afirma expresamente el Juzgado Central de Instrucción encargado del caso”, ha apostillado.

    “Por tanto, en la personación de este Gobierno usted puede sembrar las dudas que quiera pero no hay ninguna duda absolutamente“, ha agregado Cifuentes, quien ha pedido a Ruiz-Huerta que “no mienta”, al tiempo que ha afirmado que ningún juez ni fiscal la ha involucrado ni en el caso Púnica ni en ninguno.

    Cifuentes ha considerado que lo que le pasa a Podemos es que le “molesta” que su Gobierno haga “un uso transparente de los servicios jurídicos para defender el interés general de los madrileños”, mientras, sin embargo, en el Ayuntamiento de Madrid “se han gastado 100.000 euritos de todos los madrileños en dos informes a dedo sobre el Open de Tenis, solamente para ignorar tres informes que ya había del propio Ayuntamiento”.

    “Eso puede ser delito societario, prevaricación y malversación de caudales públicos, como recoge la querella que ha presentado el Grupo Popular”, ha constatado Cifuentes, quien ha afirmado que Podemos representa “lo peor de la vieja política”.

    Tras rechazar lecciones de “honradez de Podemos”, ha señalado que “sus dirigentes son los de las ‘becas black’, los que especulan con viviendas sociales o los que tienen trabajadores sin contrato”, al tiempo que ha afirmado que llevan en sus listas electorales a “pederastas, agresores o antiguos terroristas” ya condenados.

    Rifirrafe con la presidenta de la Asamblea

    Lorena Ruiz-Huerta ha querido tomar la palabra tras la réplica de Cifuentes, pero la presidenta de la Asamblea, Paloma Adrados, la ha interrumpido para que precisara conforme a qué artículo pedía un nuevo turno de palabra.

    El intercambio entre la diputada y la presidenta de la Asamblea ha sido muy tenso, hasta que la diputada ha explicado que quería tomar la palabra por alusiones de acuerdo al artículo 114. “A pesar de su nerviosismo, no mienta”, ha pedido a la presidenta regional.

    La bancada del PP ha protestado por las declaraciones de Ruiz-Huerta, quien ha solicitado a la presidenta de la Asamblea que modere el debate “para todo el arco parlamentario”. Adrados le ha respondido que agradecía sus sugerencias, pero que ella era quien presidía el debate. La portavoz de Podemos ha pedido a Adrados que modere “con imparcialidad”, y esta última le ha llamado al orden.