Cómo hacer mascarillas faciales caseras para mejorar la piel

0
52



No importa la estación del año en la que nos encontremos, la piel sufre los cambios de temperatura y los poros se agrietan, se desgastan y a veces incluso salen rojeces. Si quieres evitar este tipo de problemas cutáneos es muy recomendable que hagas uso de las mascarillas faciales. Ahora que tenemos tiempo con el confinamiento, qué mejor manera de tratar nuestra piel que con una mascarilla casera.

Las siguientes mascarillas son aptas para todo tipo de bolsillos, pues se trata de mascarillas caseras hechas con productos que cualquiera tiene en casa.

Es importante destacar que previamente a cualquier mascarilla debemos limpiar bien el rostro con un limpiador facial o desmaquillante y aplicar un buen tónico. Es muy importante este paso porque la suciedad se acumula en los poros generando impurezas y exceso de sebo, las células muertas van generando una capa que entorpece el proceso de regeneración.

Para mejorar la piel y dejarla suave, necesitamos: una cucharada de yogurt natural , una cucharadita de miel y unas gotitas de limón natural.

Mezcla los ingredientes hasta que el resultado se asemeje a una pasta homogénea, aplícala en el rostro unos 30 minutos y después retira la mascarilla con agua tibia.

Para esta mascarilla mezcla dos cucharadas de avena con leche, si la piel es seca, o con agua, si la piel es grasa, hasta formar una pasta suave; extiéndela sobre la piel, déjala 15 minutos y enjuaga con agua tibia.

Para eliminar la piel muerta, puedes probar con una crema hecha a base de una tacita de azúcar moreno sin refinar y medio vasito de aceite de oliva o de coco. También puedes añadir unas gotas de esencia de lavanda o de rosa para perfumar tu fórmula casera. Úsalo después del baño, y luego aclárate el cuerpo con agua sin jabón.

Para esta mascarilla facial necesitaremos dos almendras, una cuchara sopera de miel y una cucharadita de limón. Tritura las almendras con un mortero hasta conseguir un polvo muy fino, añade la miel y después el limón. Después, aplícalo con suaves masajes circulares por el rostro y déjalo secar durante 15 minutos.

En este caso necesitamos medio aguacate y una cucharada de aceite de oliva. De nuevo, mezcla los productos hasta lograr una pasta y aplícalo sólo durante 15 minutos. Utiliza agua tibia también en esta ocasión y disfrutarás de una piel más hidratada.

Otra receta para pieles secas consiste en fresas y una cucharada de miel. Tritura varias fresas y mézclalas con la miel, deja que actúe en tu piel unos 20 minutos y retira con agua fría. Así reducirás la piel reseca y aportarás algo de hidratación a tu cutis.

Es importante que los alimentos estén fríos de la nevera. Mézclasos y remueve la pasta. Aplícala en la cara y en la parte superior del cuello y deja que actúe unos 20 minutos para después retirarla con agua tibia.

No nos olvidemos de la mascarilla de plátano: machaca un plátano, agrega una cucharada de miel y cinco cucharadas de harina de avena y mézclalo hasta que forme una pasta uniforme. Aplica la mezcla en toda la cara, excepto alrededor de los ojos, y déjala actuar 15 minutos. Limpia enjuagando la cara con agua templada o de rosas.

La zanahoria puede ayudarte con este problema. Corta una o dos, cocínalas y haz una pasta. Aplícatela en el rostro y deja reposar durante 15 minutos.

El plátano y la fresa son grandes aliados para combatir el acné. Haz un puré con estas dos frutas y aplícalo a tu rostro durante 20 minutos. Ya verás como ayuda a combatir los granitos y los brillos en la piel.

Para los rostros más castigados necesitamos dos cucharadas de miel, una clara de huevo batida, una cucharada de zumo de limón. La miel y el huevo son dos grandes aliados de la belleza. Mezcla los ingredientes y aplícalos masajeando suavemente durante 20 minutos.



Source link