Concluye el foro empresarial del G20 con reclamos de consenso global

0
3



BUENOS AIRES. El encuentro anual del B20, el foro empresarial del G20, concluyó hoy en Buenos Aires con llamadas al consenso entre los líderes mundiales y una reivindicación del sector privado como “motor del crecimiento” económico.

Tras dos días de encuentros y ponencias, el Business 20 elaboró un documento final con recomendaciones y conclusiones de cara a la cumbre de mandatarios del G20 que tendrá lugar a finales de año, que fue entregada al presidente argentino, Mauricio Macri.

En su discurso de clausura, Macri declaró que Argentina decidió asumir la presidencia del G20 “en un mundo complejo”.

No obstante, a menos de dos meses del encuentro definitivo de líderes hay “muchos motivos para ser optimistas”, ya que la nación sudamericana “ha cumplido con su parte” y predomina la “concesión mutua colectiva”, por lo que esperan “resultados concretos” de la cita.

Para el presidente argentino, las empresas son “importantes en el proceso de diálogo y consenso”, y tienen una “enorme responsabilidad” para generar oportunidades y puestos de trabajo, así como para asumir posiciones de liderazgo.

Sobre la transparencia y la lucha contra la corrupción, uno de los ejes que debatió el B20, Macri sostuvo que este punto es “crucial para un crecimiento sostenible”.

Acerca de la situación interna, Macri resaltó el apoyo de la comunidad internacional, lo que refuerza su convicción de que el Gobierno está “en la senda correcta” y “haciendo los deberes resolviendo sus problemas estructurales”.

El líder del B20, Daniel Funes de Rioja, explicó que este año el grupo de afinidad de los empresarios se enfocó en tres prioridades, empleo y educación, financiación, crecimiento e infraestructura y un sistema alimentario sostenible”.

Estos son “temas relevantes para la agenda nacional, pero también para la de muchos países que vieron con agrado estos tópicos que no constaban desde la agenda de México 2012”, añadió.

Funes de Rioja, que ocupa el cargo de vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, reivindicó el papel del sector privado y aseveró: “Somos el motor del crecimiento”.

El ministro argentino de Producción y Trabajo, Dante Sica, expresó, por su parte, que “en medio de las tensiones a nivel multilateral quedó clara la necesidad de avanzar en la idea de mejorar la Organización Mundial del Comercio (OMC)”.

Sica también hizo una llamada a incrementar la integración comercial en el sector primario, “un sector en el que no se ha avanzado en los últimos años”, en los que “se ha hecho hincapié en los subsidios industriales pero no en la liberalización del comercio agrícola”.

El secretario argentino de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, expuso que “las grandes potencias se han desarrollado en base al comercio y hoy lo moderno es hacerlo de una forma colaborativa entre el sector público y privado y también entre países”, y resaltó la importancia de “un sistema multilateral de comercio transparente y abierto”.

El “sherpa” de Políticas del B20, Fernando Landa, reconoció que este debate es “muy difícil”, y que en este año ha habido “tensiones comerciales en su punto máximo”, pero los miembros del G20 deberían encontrar “algún nivel de equilibrio, considerando que no debe existir ningún tipo de ventaja ni desventaja competitiva”.

El B20 contó con la presencia de más de 1.200 representantes empresariales, lo que desde la organización atribuyeron al apoyo del sector privado al actual Gobierno argentino.



Source link