Consultorio de Coaching: "Empiezo a asumir mucha carga de trabajo, el estrés que tengo no es normal, no sé decir no"

0
608



Tener la mejor formación es clave para afrontar los distintos retos y problemas con los que nos cruzamos a menudo. Y no solo se trata de formación académica, sino de tener las destrezas necesarias para, precisamente, abordar con éxito las situaciones que la vida nos depara en todos los ámbitos: laboral, emocional, personal, familiar…

Con ese fin 20minutos pone en marcha cada semana un consultorio de coaching. Para plantear tu duda escribe un correo electrónico a consultoriocoaching@20minutos.es. Aquí tienes las respuestas que ha dado al consultorio de esta semana nuestra experta, Magda Barceló.

PREGUNTA Quería plantearle mi problema. Estoy empezando a asumir demasiada carga de trabajo en la oficina. El director nos dijo que el covid ha paralizado dos incorporaciones, y una de ellas iba a ser una persona que, precisamente, iba a venir a mi departamento.

El estrés que tengo no es normal, y cuando he intentado razonar esto con el director siempre ha acabado con un ‘es lo que hay’ (más un ‘ahí esta la puerta’ que también llegó a decirme).

No hacen más que darme más trabajo y no sé decir no. No veo la salida, tengo mucho agobio, y cuando llego a casa lo pago con mi mujer y mi hijo. Está empezando todo a ir mal, todo se derrumba. Me está superando.

RESPUESTA DE LA EXPERTA “No hacen más que darme más trabajo y no sé decir no”. Esa frase resume lo que esta compleja situación le está invitando a aprender: a decir que no, de forma centrada y serena. La crisis generada por el covid no es personal, así que procure no tomarse las consecuencias generadas por la misma como si lo fueran.

Dice que siente mucho agobio y estrés. Es normal que lo sienta y sin embargo quedarse anclado en estas emociones no hace sino complicarle la vida. Le animo a sentir las emociones, luego a soltarlas e intentar tomar una actitud desapegada.

Conecte con un espacio de calma interna y actúe desde allí. Lea el artículo ¿Cómo lidiar con la “segunda flecha” cuando las cosas van mal? para ahondar en este tema. En el trabajo, depende de usted decidir hacer de buena voluntad todo lo que esté en sus manos, empezando por lo más prioritario. Y cuando llegue a su límite, pues habrá cosas que se quedarán sin hacer. Aprender a vivir con ello, le facilitará navegar este dificultoso periodo.

En segundo lugar, es importante que no vuelque en la familia las emociones generadas en el trabajo. Busque espacios en los que desahogarse: haciendo deporte, escribiendo sus emociones, o hablando con un amigo.

Tome la intención de blindar a su familia de su situación laboral. Esto no le impide explicar en casa que está teniendo un período difícil y pedirles su apoyo y comprensión. Y si de vez en cuando mete la pata, pídales perdón, renueve su intención de no involucarles y siga adelante.

A medio plazo, si la situación sigue igual o empeora, le indicará cuándo ha llegado el momento de plantearse un cambio de empleo.

CONSULTA Tengo 51 años y tras unos años malos laboralmente mi vida se ha enderezado. Ahora afronto una etapa en la que no sé si apostar firmemente por un trabajo extra que tengo o empezar a tomarme la vida con más calma.

Por un lado el caramelo económico es importante, pero por otro siento que es demasiada presión. ¿Qué me recomienda?

RESPUESTA DE LA EXPERTA Me alegro de que su vida profesional se haya enderezado. Me pregunta si debería apostar con más fuerza por un nuevo proyecto laboral, pero duda sobre si esta decisión es acertada.

Le invito a desvelar los motivos que le llevan a plantearse este proyecto considerando la pregunta: ¿Qué intención hay detrás de este proyecto? ¿Es el miedo a que se repitan los malos años?, ¿son las ganas de superarse?, etcétera. La intención con la que iniciamos cualquier acción condiciona en gran medida su resultado.

Una vez haya examinado sus motivos, para poder evaluarlo por si mismo le animo a considerar estas preguntas:

· ¿De qué forma quiere vivir los años que le quedan? ¿Cuál es su nivel de salud, energía física y mental? ¿Qué significa para usted tomarse la vida con más calma?

· ¿Cómo le afectará este nuevo trabajo en su calidad de vida? ¿En sus relaciones afectivas actuales?

· ¿Qué significa apostar firmemente por este nuevo trabajo extra? ¿Existe alguna forma de “probar” este nuevo reto, de una forma poco arriesgada, pero que le permita evaluar si es lo que quiere “viviéndolo”?

CONSULTA Tengo un hijo de 27 años que me trae de cabeza. No trabaja, no estudia, no tiene ingresos. Siempre me está pidiendo dinero para «ayudarle». Y ya no puedo más. Mi economía es normalita. No puedo permitirme grandes lujos. Por una parte creo que no debo darle nada más, por otra me entran remordimientos.

Además me chantajea emocionalmente reprochándome cosas continuamente. Mi mujer y yo estamos desesperados. ¿Cómo podemos ayudarle y ayudarnos a nosotros mismos?

RESPUESTA DE LA EXPERTA De su escrito interpreto que desea cambiar la forma de relacionarse con su hijo. Las prácticas de apoyarle financieramente ya no les parecen adecuadas y tampoco sus reproches.

Para afrontar esta situación, le invito a considerar estas preguntas:

1 ¿Qué sentimientos existen debajo de la culpabilidad que sienten? Por ejemplo, miedo a no verle, a que no salga adelante…

2 ¿Cómo desean relacionarse con su hijo a partir de ahora? Es decir, ¿qué límites quieren hacer valer en la relación? Por ejemplo: respeto, colaboración, autonomía financiera, etc. ¿Y de que forma quieren implementarlos? Por ejemplo: de forma inmediata, de forma progresiva, etc.

3 ¿Cómo quieren comunicarle los nuevos límites a su hijo?

4 ¿Qué es lo peor que podría pasar bajo las nuevas condiciones, y lo mejor?

Como padres a veces confundimos hacer bien nuestra labor con darlo todo. Y sin embargo la paternidad tiene que ver con crear las condiciones para que nuestros hijos prosperen, lo que a menudo significa dejar de hacer, dejar de ayudar, para que ellos puedan sacar su propia fuerza.



Source link