web
statistics
Featured

Corrupción y Pobreza en Cifras en RD

Corrupción y Pobreza en Cifras en RD

Por Francisco Ortega Almanzar

¿Se ha detenido a pensar cuanto le cuesta a la República Dominicana la corrupción e impunidad en el Gobierno?

¿Se sabe realmente cual es el alcance del daño que produce el robo de los recursos del Estado?

¿Está realmente consciente el país de la verdadera realidad de las grandes mayorías de la población?

Para obtener respuestas claras, concisas y precisas a estas inquietantes realidades vamos a hacer un ejercicio en cifras:

–De cada cien personas que vienen al mundo en este país, menos de un dos por ciento cambia del estrato social en el que nació: un 18% retrocede, y el 80% queda estancado.

–Existe un 32% de pobreza general en el país y un 7% de pobreza extrema.

–El 71% de la población carece de vivienda digna en el país, hay un déficit de 865.829 viviendas y la oferta existente representa 70.961 viviendas, es decir apenas un 8,2% de lo necesario.

–Solo en corrupción, propaganda y botellas el Gobierno dominicano malgasta alrededor de 2.2% del PIB. Lo que equivale a unos 1,500 millones de dólares anuales.

–Alrededor del 36% de las adolescentes quedaron embarazadas el año pasado.

–El nivel de desempleo alcanza un 60%, lo que significa que la población económicamente activa es solo un 40% y de ella el 48% apenas llega a los 200 dólares mensuales.

Estas son solo algunas de las cifras que aparecen en un amplio reportaje que sobre la pobreza en República Dominicana publicó recientemente el diario El País de España. Todas avaladas por organismos internacionales de alta credibilidad. Faltarían los números de la criminalidad, el enorme déficit sanitario y la deficiencia alimentaria, entre otros.

Una realidad tan cruda en un país cuyo crecimiento económico se ha mantenido entre un cuatro hasta un siete por ciento en los últimos 20 años, y que además su nivel de endeudamiento externo ha crecido exponencialmente hasta llegar a un 37% de PIB, es una muestra de la pésima administración de los recursos del Estado desde que el PLD dirige el país.

Solo con los 1500 millones anuales que el Gobierno malgasta en corrupción, botellas y propaganda se podrían paliar muchas de las necesidades más perentorias de la población más empobrecida del país.

Esa es la razón fundamental por la cual hoy se levanta solidaria la conciencia nacional representada por la Marcha Verde, un movimiento sin precedente en la búsqueda de la dignidad nacional y sobre todo contra la corrupción y la impunidad.

Nunca antes todos los sectores del país y la diáspora residente en el exterior se habían manifestado multitudinariamente en una lucha pacífica demandando solución a los acuciantes problemas nacionales. Esa presión social posibilitará   las condiciones para reencausar el país por senderos de adecentamiento en el uso de los recursos del Estado. ¡En hora buena…un paso atrás, ni para coger impulso!

 

Featured

More in Featured