De Blasis dona el sueldo de su extensión de contrato al personal de cocina y lavandería del Eibar

0
40

El argentino Pablo de Blasis jugará este domingo su último partido con el Eibar, aunque debería haber finalizado su contrato antes. Como le ha ocurrido a muchos futbolistas, él acababa su vinculación con su actual equipo el 30 de junio, pero debido al retraso en la finalización de la temporada, decidió firmar una extensión hasta que acabase LaLiga.

Mientras otros compañeros suyos, como Fabián Orellana o Gonzalo Escalante dejaron el conjunto armero ese 30 de junio (el primero para irse al Valladolid y el segundo, a la Lazio), él prefirió aguantar y firmar hasta el 19 de julio, con su correspondiente sueldo proporcional.

Sin embargo, en un gesto de solidaridad inusual en un mundo tan profesionalizado como el fútbol de élite, decidió que el salario de estos 19 días no fueran para él, sino para los trabajadores del club que, debido a la pandemia, se han visto perjudicados económicamente por el impacto de ERTEs.

De Blasis pidió que el salario de esta extensión fuese al personal de cocina y lavandería de Ipurúa, que han sido claves para el buen funcionamiento del club en estos difíciles momentos. Es el último gesto solidario de un futbolista que ya en el pasado demostró su calidad humana con otros, como subastar en abril la camiseta del Mainz con la que ganó al Borussia Dortmund y donar los beneficios al Hospital San Roque de Gonnet.

A falta del encuentro de este domingo frente al Villarreal, De Blasis ha disputado 57 partidos con el Eibar y ha anotado siete goles.