Dietas 'detox': ¿Eficaces o peligrosas?

0
57



Después de los excesos navideños, de haber comido y bebido más de la cuenta y de haber ganador algún kilo, mucha gente se pone como objetivo durante las primeras semanas del año ‘desintoxicar’ su cuerpo, tanto de lo kilos de más como de las supuestas sustancias peligrosas que acumulamos en nuestro organismo. Pero ¿son realmente eficaces para adelgazar? ¿Desintoxican de verdad? ¿O pueden llegar a ser peligrosas para la salud?

Hay una gran variedad de dietas detox, pero, en general, se trata de dietas basadas exclusivamente -o casi- en frutas y verduras, generalmente trituradas y en forma de batidos o smoothies entre cuyos ingredientes se encuentren uno a varios vegetales de efecto ‘detox’, como piña, el limón, el apio, etc. Además, estos preparados pueden ir acompañados de comprimidos a base de hierbas, vitaminas o antioxidantes que prometen tener el mismo efecto. Durante planes de breves de tres o cinco días, se ingerirán estos preparados y se volverá progresivamente a llevar una dieta normal.

Aparte de prometer perder en poco tiempo varios kilos -una media de tres kilos a la semana-, los defensores de estas dietas aseguran que librarán a nuestro cuerpo de las toxinas que acumulamos a través de una alimentación rica en proteínas animales y procesados. Además, esa supuesta desintoxicación aportará una serie de beneficios a nuestros organismos tales como recudir la retención de líquidos, mejorar el estreñimiento, combatir el insomnio y el cansancio, mejorar los dolores de cabeza e incluso el aspecto de la piel.

Según los expertos, llevar a cabo una dieta detox no es recomendable por muchos motivos, los más importantes: porque no se ha demostrado su eficacia -ni para perder peso ni para eliminar toxinas- y porque puede incluso ser perjudicial para la salud. Los motivos son los siguientes:

•Nuestro cuerpo se depura solo. Afortunadamente, nuestro cuerpo no acumula toxinas, sino que tiene suficientes mecanismos para librarse de ellas. Los más importantes son el hígado y los riñones, encargados de eliminar e incluso de transformar toxinas -como el hígado en caso del alcohol- en sustancias no tóxicas para el organismo. La piel y el aparato digestivo también forma parte de nuestros ‘sistema detox natural’. En caso de que alguno de estos órganos no funcionara con normalidad, nuestro cuerpo enfermaría, algo que no podría remediarse con unos smoothies, sino yendo al médico. Sin duda, una dieta sana y libre de alimentos insanos, ultra procesados y tóxicos como el alcohol favorece que estos órganos funcionen bien, pero si funcionan bien, no necesitan de batidos que les ayuden.

•No tienen evidencia científica. Los defensores de este tipo de dietas aseguran que se basan en la experiencia, porque en realidad no hay pruebas de que ciertos alimentos o sustancias ayuden a depurar el organismo.

•Perdemos masa muscular. Las dietas detox son muy restrictivas en calorías, puesto que prácticamente no se ingieren hidratos de carbono, y son muy pobres en proteínas y grasas. Estas restricciones, más que favorecer la pérdida de grasa, provoca pérdida de líquidos y de masa muscular.

•Producen un efecto rebote. Seguir estas drásticas dietas durante unos días, sí puede hacernos perder peso, incluso grasa, pero este peso se recupera rápidamente por varios motivos: se pierde mucho líquido -que es fácilmente recuperable-, la pérdida de masa muscular hará que quememos menos calorías y, tras una restricción grande de calorías, el organismo se pone en ‘modo ahorro’ y nuestro metabolismo se ralentiza, lo que favorece el aumento de peso.

•Causan déficits. Además de ingerir muchas menos proteínas de las que necesitamos para mantener la masa muscular y regenerar los tejidos, estas dietas provocan déficits de otros nutrientes, como el calcio o el zinc.

•Son muy poco saciantes. Al ser principalmente líquido, se digieren muy rápidamente, lo que provocará que tengamos hambre al poco tiempo. Esa sensación de hambre provocará irritabilidad, mareos, sueño e incluso hipoglucemias.

•Favorecen la aparición de cálculos renales. Este tipo de dietas, prolongando en el tiempo o repetidas con cierta asiduidad favorecen la aparición de las dolorosas piedras en el riñón. Y es que, alguno de los ingredientes que se suelen emplear en estos batidos, como las espinacas o los tomates, contienen gran cantidad de oxalatos que, sustancias de las que están formadas los temidos cálculos.

•No enseñan a comer correctamente. Más bien lo contrario, pues este tipo de dieta tan restrictivas, además de ser poco saludables, no favorecen la buena adquisición de hábitos alimenticios, que es la verdadera base para mantenerse en un peso saludable durante años.

En realidad, la verdadera dieta ‘detox’ es más fácil de lo que creemos y está al alcance de cualquiera. Sólo hay que seguir estos seis consejos durante todo el año:

Si estos consejos los acompañamos con tres días de ejercido a la semana, que favorece el mantenimiento de masa muscular y el aumento del metabolismo, podrás borrar la palabra ‘detox’ de tu diccionario.



Source link