Duras críticas de Paco Jémez al VAR y a los árbitros: "El fútbol se ha convertido en una bazofia y una vergüenza"

0
37

El Rayo Vallecano empató 2-2 con la Unión Deportiva Las Palmas, en un encuentro que confirmó que los madrileños no podrán optar en la última jornada de Segunda a clasificarse para el playoff de ascenso. Necesitaban ganar como primera condición, pero no lo lograron, en parte, porque el empate llegó tras un penalti cometido por Luis Advíncula muy discutido.

Paco Jémez, entrenador rayista, volvió a demostrar su habitual vehemencia en la rueda de presa posterior al partido. Más resignado que enfurecido, el técnico canario protestó por la actuación de los árbitros y del VAR, que han convertido el fútbol, según sus palabras, en «una bazofia y una vergüenza».

«Ha sido un partido que ha tenido demasiadas cosas que tienen que salir del fútbol, porque si no vamos a condenar a este gran deporte a convertirse en lo que ya se ha convertido, en una bazofia y una vergüenza«, expresó.

Jémez fue muy claro en sus críticas. No apunta al VAR en sí, sino a la ausencia de un criterio común entre unos árbitros y otros en los distintos partidos. «No sabes a qué atenerte. Se pita penalti por cualquier cosa, falta por unas cosas y otras no… Hay una disparidad de criterios y una falta de confianza en los jugadores tan grande que los resultados pueden ser cualquiera y de cualquier manera», se lamentó.

«A nosotros hoy nos han pitado dos penaltis que nos han condenado y nos han quitado todas las opciones, seguramente porque los hemos hecho, pero como el nivel de penaltis está tan bajo… Una vez que pisas el área, estamos todos temblando. Y eso se nota», analizó.

Sin embargo, asumió estar «molesto consigo mismo por no haber sacado el partido adelante» y no culpó únicamente a esos penaltis. «Pero sí es verdad que esto se ha puesto de una manera, en la que yo veo una falta de confianza de los jugadores tal que nadie se atreve a hacer nada«, terció.

«Cualquier cosa que pasa, sabes que te la pitan como penalti. Esto se les ha ido de las manos. Aunque no quieran reconocerlo. Y no estoy culpando a nadie, el único responsable de los resultados deportivos soy yo, pero esto ya no es fútbol, es otra cosa diferente. Estamos viendo algo de una insensatez tan grande, y es igual cuando nos favorecen a nosotros, que yo no había visto nada así en mucho tiempo. Este deporte era una preciosidad, con sus errores, pero ahora se ha convertido en un circo«, finalizó.