El 27% de los españoles volvería a acaparar alimentos de forma masiva en caso de un nuevo confinamiento

0
50

El 27% de los españoles volvería a acaparar alimentos de forma masiva en el caso de que se decretara un nuevo confinamiento por la pandemia de coronavirus, fundamentalmente productos no perecederos. No obstante, un 67% responde que esta vez no tedrá miedo al desabastecimiento de las tiendas.

Así se desprende de los datos de la tercera oleada del informe ‘Consumo y compra dentro y fuera del hogar durante y después del COVID-19’, realizado por AECOC (Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores) y la consultora 40dB, y según el cual «el 93% de los españoles cree que habrá un nuevo rebrote de coronavirus durante este año».

Aun así, el 49% de los encuestados considera que este rebrote será leve y no serán necesarios nuevos confinamientos, mientras que el 44% sí cree que volverá a vivir el encierro impuesto por el Estado de Alarma de mediados de marzo.

El 45% de los encuestados asegura que, ante nuevos brotes, tendrá menos miedo al contagio y que ha aprendido a protegerse mejor, mientras que el 57% cree que está preparado para sobrellevar mejor posibles nuevos confinamientos.

“Los consumidores comprobaron durante los días previos al estado de alarma cómo el suministro de supermercados e hipermercados estuvo siempre garantizada, a pesar de vivir situaciones excepcionales, con las compras de acaparamiento de los primeros días y el crecimiento imprevisto de algunas categorías, por lo que es previsible que, en caso de un nuevo confinamiento, la reacción de los compradores sea más racional y previsible”, considera la responsable de estrategia comercial y marketing de AECOC, Rosario Pedrosa.

A pesar de la experiencia adquirida, según el informe de AECOC, ocho de cada diez consumidores creen que las tiendas deberían mantener los protocolos de seguridad hasta que haya una vacuna, y la mayoría mantendrá algunos hábitos que se han adquirido durante el primer confinamiento: el 68% sigue con la idea de salir menos veces a hacer la compra, mientras que el 63% intenta pasar el menor tiempo posible en los establecimientos.

El informe de AECOC Shopperview también apunta a que este será un verano diferente. El 49,3% de los consumidores afirma que se quedarán en casa, un 31,2% por miedo al coronavirus y un 34,7% por motivos económicos.

De entre los que sí se tomarán un descanso fuera del hogar, tan solo el 8% se plantea hacer turismo en el extranjero. El 92% restante se quedará en España, con un 33% que se desplazará a una segunda residencia, un 31% que buscará una casa rural o un apartamento y un 28% que irá a hoteles u hostales.

En cualquier caso, el patrón que se repite en la mayoría de encuestados es el descenso en su gasto en todas las partidas: el 62,2% reducirá su presupuesto en viajes, por un 64,4% que bajará su partida dedicada a cultura.

Más allá de las valoraciones generales, el estudio identifica dos factores como determinantes en el comportamiento de los consumidores: el miedo y la situación económica. El 56,6% de los consumidores asegura que tiene temor al virus y prefiere quedarse en casa, mientras que el 39% afirma que la situación económica en su hogar ha empeorado.

La combinación de estos dos factores dibuja cuatro perfiles diferenciados de consumidores. El 31% responde al patrón de los confiados. Son los que no se han visto afectados por la crisis económica y, además, no tienen miedo al virus. El 30%, en cambio, es receloso/precavido. Estos consumidores no han tenido repercusiones económicas, pero sí tienen temor a sufrir posibles contagios.

De entre el 39% que sí ha visto afectada su situación económica hay un 27% que además vive el contexto actual con miedo al virus, por lo que son los más perjudicados, mientras que un 12% -los sobre expuestos- afrontan la nueva realidad sin miedo al contagio.

De cara a los próximos meses, se consolidan tendencias que van dibujándose desde el inicio de la crisis. La proximidad sigue siendo el principal motivo de compra, con un 60% que opta por comprar en los establecimientos más cercanos. Además, la mitad de los consumidores prefiere concentrar todas sus compras en una misma tienda, algo que no pasaba antes del confinamiento.

Por otra parte, el online sigue en pleno crecimiento, con un 24% de consumidores que afirma que comprará aún más a través de las tiendas digitales de los distribuidores.

El factor precio seguirá siendo decisivo. El porcentaje de españoles que se fija más en precios y promociones a la hora de hacer sus compras se mantiene alrededor del 60% -como en las dos primeras oleadas de la encuesta- mientras el porcentaje de consumidores que afirma que comprará más marcas de la distribución (MDD) se consolida en el 34%.

En esta tercera oleada, sin embargo, repunta el número de consumidores que se interesa por las novedades del mercado. El 24% afirma que comprará nuevos productos y marcas que no compraba antes de la crisis.