El abono de transportes en Europa es 10 euros más caro de media que en Madrid y Barcelona

    0
    59

    LEIRE PÉREZ

    • Según el informe “Análisis de la Financiación del Transporte Público en España” de la Asociación de Empresas Gestoras de Transportes Colectivos Urbanos (ATUC).
    • En Europa de media cuesta 64 euros frente a unos 54 euros de media entre Madrid y Barcelona.
    • El billete sencillo en transporte público cuesta de media en Europa 2,30 euros, en Madrid el precio mínimo es de 1,50 euros.
    • En España el usuario paga el 50% de los costes del sistema del transporte público.

    Si creías que el abono mensual de transporte público de Madrid o Barcelona eran demasiado caros, después de esta información quizás te parezcan algo más económicos que los del resto de Europa. El abono mensual cuesta de media 64 euros en las principales ciudades de Europa, 10 euros más caro que en las dos grandes urbes españolas, Madrid y Barcelona, donde el desembolso es de unos 54 euros en promedio, según el informe “Análisis de la Financiación del Transporte Público en España” (junio 2016) de la Asociación de Empresas Gestoras de Transportes Colectivos Urbanos (ATUC), elaborado por la Universidad Rey Juan Carlos. 

    En España el usuario paga el 50% de los costes del sistema del transporte público urbano. Según ATUC es un porcentaje suficiente y equilibrado si se tiene en cuenta la variable económica del PIB (Producto Interior Bruto) per capita. Por ejemplo, Madrid y Berlín tienen un PIB similar (Madrid 28.915 euros y Berlín 30.157 euros per capita) y el abono de la capital española es 23,4 euros más barato que el de la capital alemana, en Madrid cuesta 54,6 euros y en Berlín 78 euros.

    Otra comparativa que se puede realizar es la de Barcelona y Birmingham, la segunda ciudad en población de España y Reino Unido. En Barcelona el PIB per capita es de 26.666 euros  y en Birmingham de 27.833 euros, el precio de sus abonos de transporte son de 52,75 euros en la ciudad condal y de 82 euros en la ciudad inglesa, 30 euros más caro que en Barcelona.

    Fuente: ATUC, a partir del Barómetro EMTA.

    (Cifras en euros. Fuente: ATUC, a partir del barómetro EMTA 2014).

    Ocurre lo mismo con el billete sencillo, el coste en las ciudades europeas se sitúa de media alrededor de los 2,30 euros, frente al precio mínimo de Madrid de 1,50 euros y los 2,15 euros de Barcelona.

    Uno de los problemas del precio del transporte público español, según ATUC, está en la financiación de las administraciones públicas. Los ayuntamientos son responsables del 50% de la financiación, pero cada año se enfrentan a una situación de imprevisibilidad. Hasta final de año no saben el dinero del que dispondrán para el año siguiente. Esto significa que, a pesar de tener que preparar con antelación los presupuestos, no saben hasta el último momento cuánto dinero tendrán para financiar el transporte público.

    Desde ATUC proponen una solución para este problema. Sería poder desarrollar planes dinámicos a cuatro años en los que se definan las necesidades a cubrir del transporte público y las aportaciones para satisfacerlas por parte del Estado, las comunidades autónomas y los ayuntamientos, pero aún así se trata de una medida que iría respaldada por una Ley de Financiación del Transporte Público, que de momento no existe.

    Pero para hacer un análisis correcto de estos datos, hay que tener en cuenta los salarios mínimos de los países europeos. Por ejemplo: Irlanda 1.546 euros, Holanda 1.537 euros, Bélgica 1.532 euros, Reino Unido 1.512 euros, Francia 1.467 euros, Alemania 1.440 euros, Rusia 770 euros, España 764 euros (en 12 pagas) o Polonia 434 euros. Y países como Finlandia, Suecia, Dinamarca, Italia, Chipre o Austria no cuentan con salarios mínimos, según Eurostat. (Los datos de 2016 del Salario Mínimo Internacional están recogidos en www.datosmacro.com).