El Ayuntamiento de Madrid despliega una bandera de España en respuesta al lazo amarillo de Barcelona y como pidió Vox

    0
    3

    AGENCIAS

    • El partido de Abascal reclamó que, durante el Orgullo, se colocara la enseña nacional en lugar de la arcoíris.

    El Ayuntamiento de Madrid desplegó este jueves una gran bandera de España en la fachada del Palacio de Cibeles (además de la que ondeaba ya en lo alto del edificio), como respuesta, según indicaron fuentes municipales citadas por Europa Press, al lazo amarillo que cuelga en el Consistorio de Barcelona.

    Las mismas fuentes explicaron que, «ahora que en otros ayuntamientos, como el de Ada Colau, se cuelgan símbolos que dividen, que ofenden, que insultan y que hacen apología del golpismo —en referencia al lazo amarillo en solidaridad con los presos independentistas—, se hace muy necesario reivindicar la bandera nacional y los valores que representa de unidad, concordia entre españoles y respeto a nuestra Constitución, garante de nuestras libertades y derechos».

    El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha tomado esta decisión unos días después de que Vox le reclamase que colgara la bandera nacional para demostrar que «respeta los derechos de todos». La formación dirigida por Santiago Abascal se expresó así después de que Almeida confirmase que la bandera arcoíris de la comunidad LGTBI ondearía en el Consistorio, con motivos de las fiestas del Orgullo.

    «En Vox no nos metemos en la cama de nadie. Si Almeida quiere demostrar que Madrid respeta los derechos de todos, al margen de su orientación sexual, que cuelgue la bandera española, que es la de todos, no la de un lobby que odia a todo el que no piensa como ellos», señalaron desde Vox.

    La enseña española, colocada en el mismo lugar en la que antes figuraba la pancarta con el lema «Refugees welcome», lucirá junto a la bandera LGTBI, que ondeará en el lateral izquierdo de la fachada de Cibeles desde este viernes a las 13 horas, coincidiendo con el Día Internacional del Orgullo.

    La bandera arocíris no estará. por tanto, centrada, donde se ha colocado en años anteriores y donde ahora se encuentra la enseña nacional. Fuentes municipales indicaron que tendrá esa nueva ubicación para no afectar «a ninguno de los relieves arquitectónicos» de la fachada, recién restaurada, informa Efe.

    Será, además, una bandera distinta a la que se colgó durante el mandato de Manuela Carmena, confeccionada por aquellos madrileños y turistas que ataron lazos multicolores a una malla. La nueva bandera tiene 15 metros de largo por 3 metros de ancho.