El Barcelona remonta a un duro Atlético de Madrid y se cita con la Real Sociedad en la final de la Supercopa

    0
    54

    El FC Barcelona selló su pase para la final de la Supercopa femenina, en la que se medirá a la Real Sociedad, al protagonizar una brillante remontada ante el Atlético de Madrid en el estadio Helmántico de Salamanca (2-3).

    Colchoneras y culés firmaron un partido vibrante, que tuvo mayor dominio barcelonista y vivió un final de infarto, ya que las madrileñas se volcaron en ataque en busca del tanto del empate.

    El partido comenzó con un ritmo frenético. Dugan adelantó al Atlético a los dos minutos con un zapatazo, tras un error en la salida del balón por parte de Mapi León, pero las catalanas respondieron inmediatamente con un disparo de Mariona al larguero.

    Además, confirmaron su dominio rápidamente con goles, ya que Patri Guijarro empató a los 12 minutos al rematar a bote pronto un centro de Alexia Putellas y Lieke Martens hizo lo propio en el 28 tras un pase de Graham Hansena desde la derecha, volteando el marcador y dando al Barça una cómoda ventaja que supo administrar.

    El Barcelona se dedicó a tocar y tocar con la seguridad que le daba la ventaja en el marcador. Eso sí, las claves del triunfo barcelonista estuvieron en que el equipo se mostró como un bloque compacto, unido entre líneas, y con Oshoala llevando el peligro en cada una de sus acciones.

    La nigeriana también fue protagonista al marcar el 1-3 al filo del descanso, un gol ‘psicológico’ que llegó tras aprovechar una asistencia de Martens.

    Dani González tiró de banquillo en busca de soluciones que permitieran reaccionar a su equipo en la segunda mitad, pero fue Oshoala quien estuvo a punto de marcar tras la reanudación, pero falló un mano a mano con Lola Gallardo.

    Eso sí, las de Lluis Cortés bajaron el ritmo en la segunda mitad y las rojiblancas pisaron el acelerador para sacar partido, tratando de ahogar a un Barça que no lograba volver a tomar el control del partido. Fueron 20 minutos de embestidas colchoneras que no tuvieron su premio hasta que apareció Carhlyn Corral, la jugadora más peligrosa del Atlético. La mexicana plasmó la superioridad momentánea de su equipo recortando distancias y poniendo emoción al duelo.

    El Barcelona reaccionó en vista de que el pase a la final podía correr peligro. Recuperó la posesión de balón porque era la mejor forma de frenar las acometidas rivales, y buscó el tanto de la sentencia sin arriesgar.

    El partido fue muriendo al mismo tiempo que las madrileñas perdieron fuelle. No obstante, pese al desgaste físico siguieron peleando para forzar la prórroga, pero el Barcelona aseguró el triunfo y se cita este domingo con la Real Sociedad por el título.