web
statistics
Economía

El BCE empieza este miércoles a comprar deuda de empresas: las 9 claves del plan de Draghi

El BCE empieza este miércoles a comprar deuda de empresas: las 9 claves del plan de Draghi

20MINUTOS / AGENCIAS

  • Se beneficiarán las empresas de la zona euro cuya calificación se sitúe por encima del bono basura, es decir, una calificación BBB o superior.
  • La entidad monetaria europea adquirirá mensualmente entre 5.000 y 10.000 millones de deuda corporativa, según la mayoría de los expertos.
  • Iberdrola, Gas Natural, Repsol, Abertis, Gas Natural y Ferrovial se perfilan como las empresas españolas mejor situadas para beneficiarse del plan.

El Banco Central Europeo (BCE) ha dado comienzo este miércoles a comprar deuda corporativa emitida por empresas de la zona del euro, medida que beneficia especialmente a las grandes compañías. Se trata de una medida no convencional de política monetaria con la que el BCE quiere ayudar a las empresas de la zona del euro a refinanciarse sin que tengan que pasar por los bancos y así impulsar que inviertan.

¿Quién se beneficia del programa… y quién no?

Las empresas de la zona euro cuya calificación se sitúe por encima del bono basura, es decir, una calificación BBB o superior. El BCE también va a comprar deuda de aseguradoras con este grado de inversión. Una de las claves fundamentales del nuevo programa es que impide la adquisición de bonos emitidos por entidades bancarias, así como de sus filiales o de entidades equiparables a bancos.

¿Cómo se llevará a cabo esta programa?

El organismo monetario de la eurozona adquirirá la deuda desde esta jornada a través de los bancos centrales nacionales de España, Italia, Francia, Alemania, Bélgica y Finlandia. La entidad presidida por Mario Draghi hará pública desde el próximo 18 de junio la lista individual de bonos adquiridos semanalmente, aunque no proporcionará información sobre las cantidades en cartera de cada instrumento de deuda.

¿Qué tipo de deuda se va a comprar?

Los bancos centrales podrán comprar deuda de empresas denominada en euros cuyo vencimiento oscile entre un mínimo de seis meses y un máximo de menos de 31 años. Los títulos se podrán adquirir tanto en el mercado primario, si no pertenecen a empresas públicas, como en el secundario, en el que si se podrán comprar activos procedentes de entidades participadas por los estados de la zona euro.

¿Qué cantidad adquirirá el BCE?

El BCE no ha ofrecido una cifra exacta, aunque la cantidad de deuda corporativa en el mercado que cumple los criterios del organismo fluctúa entre 600.000 y 850.000 millones. Según diversos analistas, la entidad adquirirá mensualmente entre 5.000 y 10.000 millones de deuda corporativa, según la mayoría de los expertos, que  dejan abierta la posibilidad de una ampliación del programa más allá de marzo de 2017. Sin embargo, Commerzbank es más pesimista y calcula que el BCE comprará mensualmente deuda corporativa de entre 3.000 y 5.000 millones de euros.

¿Se comprará deuda a empresas españolas?

Sí. España el cuarto país con el volumen de deuda corporativa más elevado, por detrás de Francia, Alemania e Italia. En el caso de España asciende de 50.000 a 60.000 millones, lejos de los 160.000 de Francia. Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Repsol, Abertis, Gas Natural y Ferrovial se perfilan como las  mejor situadas para beneficiarse del programa. Pero las condiciones de elegibilidad dejan fuera de este programa la deuda emitida por el FROB o la Sareb.

¿Algún sector se beneficiará en en especial de la medida?

El mayor número de bonos ‘elegibles’ se encuentra en el sector de energía, y en especial en el eléctrico. Las eléctricas europeas pueden acaparar compras por 151.000 millones, frente a 65.000 millones del transporte, 47.000 de otras corporaciones energéticas, 46.000 de la industria básica, 44.000 millones de las telecomunicaciones y 39.000 de la automoción. Los emisores a nivel continental en mejor posición son EDF, Total, BMW, Engie, Enel, ENI, Shell, Daimler y Orange.

¿Se complementa con los otros programas de compra de bonos?

Sí. De hecho, este programa se incluye dentro del programa de compra de activos (QE) que inició el BCE en marzo de 2015 y que comprende la compra mensual sw deuda pública y privada por valor de 80.000 millones, 20.000 más de lo que adquirió durante un año hasta el pasado marzo.

¿Hay detractores de esta medida?

La Confederación de Bancos populares y cooperativas (BVR por sus siglas en alemán) considera que esta medida de política monetaria del BCE “tiene más desventajas que ventajas” porque “apenas contribuirá a cumplir el objetivo de estabilidad de precios y aumenta notablemente los efectos secundarios dañinos de la política monetaria muy expansiva”, critica su presidente, Uwe Fröhlich. Para las pymes, que no acceden al mercado de deuda en el 99% de los casos, se va a producir una desventaja competitiva en comparación con las grandes empresas, según Frölich, que además apunta a que  desde que se anunció la compra de deuda corporativa, muchas empresas solventes han emitido deuda, un 50% más que el año pasado.

¿Ayudará a la economía real?

Así lo cree el BCE porque mejorará la facilidad de sanear balances en las empresas endeudadas para que puedan pedir más créditso. Sin embargo, los bancos populares y cooperativos alemanes descartan que vaya a tener efectos significativos en la economía real porque la falta de inversiones de las empresas no se produce por dificultades en el acceso a la financiación, sino por la baja demanda de bienes y servicios, la fuerte competencia y los elevados costes de producción y trabajo.

Economía

More in Economía