El Euríbor se hunde al -0,074% y perfora otro mínimo histórico

0
198

EP

  • El índice, que en septiembre encadenó ocho meses consecutivos en negativo, se encamina a cerrar la tasa mensual de octubre también en mínimos.
  • El BCE decidió mantener el precio del dinero en el 0% y ha garantizado que el final de sus compras de bonos será gradual.
  • La caída aún no compensa los diferenciales medios, que rondan el 1%, por lo que aún no se producirán pagos de la banca por conceder hipotecas.
  • A FONDO: Las claves del euríbor negativo: ¿tendrá el banco que devolvernos dinero por la hipoteca?

El Euríbor, índice que al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, se ha hundido al -0,074% en tasa diaria y ha perforado un nuevo mínimo histórico tras la reunión de tipos de interés que celebró este jueves el BCE, que decidió mantener el precio del dinero en el 0% y ha garantizado que el final de sus compras de bonos será gradual.

El índice, que en septiembre encadenó ocho meses consecutivos en negativo, se encamina a cerrar la tasa mensual de octubre también en mínimos. A falta de seis valores para cerrar el mes, el Euríbor se ha establecido en el -0,068%.

Desde el pasado mes de febrero, el índice se ha hundido en tasas negativas, lo que en un principio llevó al debate público la posibilidad de que los bancos acabaran pagando por conceder hipotecas. Sin embargo, la caída del índice aún no compensa los diferenciales medios, que rondan el 1%, por lo que los descartan que el capital a devolver se reduzca por los niveles históricamente bajos del Euríbor.

Con estos valores, las hipotecas de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de Euríbor+1% a las que les toque revisión tendrán una rebaja de unos 128 euros en su cuota anual o, lo que es lo mismo, unos 10 euros y medio al mes.

«A pesar de los esfuerzos del BCE por lograr que el crédito fluya hacia la economía real, si los bancos no encuentran rentable prestar dinero, el escenario macroeconómico puede complicarse«, dice el analista de XTB Carlos Fernández. El contexto de bajos tipos de interés y su impacto en el Euríbor están presionando los márgenes de los bancos, que afrontan dificultades para hacer negocio ante el proceso de desendeudamiento de las familias y empresas.