El Gobierno publica este viernes el decreto de hipotecas para que la banca asuma el impuesto desde el lunes

    0
    1

    AGENCIAS

    • ¿Qué pasará a partir de ahora con las reclamaciones de las hipotecas?
    • ¿Quién gana y quién pierde con la decisión de hacer pagar el impuesto a la banca?
    • El PP pide que se elimine el impuesto y Podemos que obligue a devolverlo.

    El Consejo de Ministros ha aprobado este jueves el real decreto para asegurar que sean los bancos los que asuman el impuesto de actos jurídicos documentados de las hipotecas. Pero siempre “con todo respeto a la autoridad judicial“, ya que el Gobierno ha cumplido con su deber dentro de su capacidad ejecutiva con este decreto, que entra en vigor este viernes tras su publicación en el BOE. Por tanto, los bancos asumirán desde el lunes el pago de ese impuesto.

    La aprobación del real decreto sobre las hipotecas fue anunciada ayer por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la decisión adoptada por el Tribunal Supremo que eximía a los bancos del pago de ese impuesto. Sánchez explicó que no se trata de eliminar el impuesto, sino que la intención es atribuir los actos jurídicos documentados al sector bancario.

    Tal norma, que afectará al artículo 29 de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, seguirá un cauce independiente respecto de la nueva ley hipotecaria, redactada conforme a la directiva europea durante el mandato del PP y que será tramitada por el Ejecutivo socialista tras casi dos años de retraso. Se establece, en el párrafo añadido, que el sujeto pasivo es “el prestamista”, es decir, el banco. Además, ese gasto será no deducible por parte de dichas entidades.

    La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo que esta medida se adopta para expresar “con toda contundencia y claridad” que el impuesto lo paga la banca. Incluso antes de conocerse la “controvertida” sentencia del Supremo, que atribuía a los clientes la tasa, el Gobierno había manifestado su voluntad de estar junto a los ciudadanos y prestar el apoyo necesario a las comunidades autónomas depositarias de este gravamen, ha dicho.

    A partir de ahora, ha explicado Celaá, será la banca la que se haga cargo de la tasa, con lo que el Ejecutivo muestra una vez más su responsabilidad y su rapidez en la actuación “al estar junto a los problemas de los ciudadanos y su resolución”, en un tema que afecta a millones de personas.

    Y es que la compra de vivienda es una cuestión en la que millones de personas “ponen la ilusión de su vida, es un proyecto vital”, ante lo cual el Gobierno “ha mostrado su responsabilidad y rapidez en la respuesta actuando en 24 horas”.