El juez que se mofó de una víctima de violencia de género y le llamó "hija de puta" acepta apartarse del caso

    0
    5

    EUROPA PRESS

    • Es el titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 7 de Madrid, Francisco Javier Martínez Derqui.
    • La víctima presentó una queja contra él por haberse referido a ella tras una vista como una “bicha” o “hija puta”.

    El titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 7 de Madrid, Francisco Javier Martínez Derqui, ha aceptado apartarse del caso sobre violencia de género que afecta a la modelo María Sanjuán después de que la víctima presentara una queja contra él por haberse referido a ella tras una vista como una “bicha” o “hija puta”.

    La víctima presentó una queja contra el magistrado ante el CGPJ por “falta de imparcialidad y animadversión” hacia ella, lo que la provoca una situación de “indefensión”. También pidió que lo investigue por un presunto delito de prevaricación.

    El magistrado Martínez Derqui ha aceptado ahora apartarse del caso al entender que su imparcialidad está comprometida tras estos comentarios ofensivos contra la víctima, según han explicado a Europa Press fuentes cercanas al juez.

    Diligencias del Consejo

    El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ya advirtió este miércoles que iba a abrir diligencias informativas a Martínez Derqui, a raíz de la queja presentada por la víctima en relación con las manifestaciones del magistrado tras la celebración de una vista, y que quedaron reflejadas en la grabación que se entrega a las partes.

    “Como es habitual tras la incoación de diligencias informativas, el Promotor dará traslado al magistrado de la queja y le solicitará que remita un informe de alegaciones”, han explicado desde el máximo órgano de gobierno de los jueces.

    Paralelamente a la actuación del CGPJ, la Sección 26 de la Audiencia Provincial de Madrid estaba tramitando un incidente de recusación presentado por la propia víctima para apartar al magistrado del caso. Fuentes judiciales han explicado a Europa Press que esta decisión podría tardar meses.

    Críticas del ministro

    También el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, había afirmado este mismo jueves que las palabras del juez le producían “una profunda tristeza y un poco de rabia interior”.

    En declaraciones antes de impartir una conferencia el ministro, que es también juez, se ha referido a la queja que la modelo María Sanjuan. Grande-Marlaska ha calificado esas palabras, aunque fueran realizadas en un ámbito privado, como “desafortunadas y tristes” y ha añadido que son “unas declaraciones absolutamente tristes y lo único que me indican es que todavía tenemos mucho por hacer”.

    Este juez es el encargado de instruir los procedimientos civiles y penales derivados del divorcio y de varias denuncias presentadas por la víctima por malos tratos psicológicos, por amenazas y coacciones contra su exmarido, Josué Reyzábal.

    La denuncia de la víctima viene después de tener acceso a un vídeo oficial grabado por el juzgado de la sala donde el magistrado se refiere a ella como “bicho” e “hija puta”, según ha adelantado la Cadena Ser.

    También hace otros comentarios como “verás el disgusto que se va a llevar la María Sanjuan cuando vea que tiene que darle los hijos al padre” o “estará por la noche en el Sálvame poniéndome de vuelta y media”, en referencia a la víctima, una modelo española.