El ministro del Interior galo tilda de "acto terrorista abyecto" el asesinato de dos policías

    0
    164

    EFE

    • Bernard Cazeneuve asegura que «más de 100 individuos» han sido detenidos como sospechosos de terrorismo desde comienzos de año.
    • El asesino de un policía y su pareja en Francia se identificó como miembro de Estado Islámico.

    El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, ha señalado que el asesinato del lunes de una pareja de policías en su casa por un hombre que había cumplido condena por terrorismo yihadista es «un acto terrorista abyecto».

    En una breve declaración a la prensa tras participar en una reunión de crisis en el Elíseo con el presidente francés, François Hollande, el primer ministro, Manuel Valls, y el ministro de Justicia, Jean-Jacques Urvoas, Cazeneuve recordó que el hombre asesinado era comandante de policía y que la mujer era también funcionaria del cuerpo.

    «La movilización del Gobierno -indicó- es total desde hace meses para una amenaza que hemos dicho que es elevada en Francia, en Europa, en Occidente, como lo han probado los hechos ocurridos en Estados Unidos hace 48 horas».

    Así dijo que desde comienzos de año «más de 100 individuos» han sido detenidos como sospechosos de terrorismo, lo que a su juicio prueba «una actividad extremadamente intensa» de las fuerzas antiterroristas y de los servicios secretos.

    Una declaración que sin duda viene a responder a las dudas que empiezan a surgir sobre el grado de vigilancia del que había sido objeto el asesino de los policías, un hombre de 25 años de nacionalidad francesa residente en Mantes la Jolie, una ciudad muy próxima de la localidad donde se produjeron los asesinatos, y que había cumplido condena por terrorismo yihadista.

    Larossi Abballa, que tiene también diversos antecedentes por delincuencia común, según las informaciones dadas este martes por los medios había sido condenado en 2013, junto a otros siete individuos, a tres años de cárcel por formar parte de una red que se dedicaba a enviar yihadistas a Pakistán.

    Tras salir de prisión en septiembre de ese mismo año, abrió en 2015 un restaurante de comida rápida en Mantes la Jolie. Según la emisora «France Info», estos últimos meses había sido vigilado por los servicios secretos.

    Tras matar a los dos policías en su propio domicilio de Magnaville, en el departamento de Yvelines de la región de París, se pertrechó en su interior y antes de ser abatido mantuvo contactos con las fuerzas de intervención de la policía, a las que dijo pertenecer al Estado Islámico. El hijo de la pareja asesinada, estaba dentro de la casa sano y salvo.

    Cazeneuve visita este martes las comisarías de Le Mureaux y de Mantes la Jolie donde trabajaban los dos policías, y donde sus compañeros «están traumatizados», según el ministro de Interior