El precioso gesto de Gabi con Torres: dejó que levantara la copa en su último partido europeo con el Atlético

0
8

|

  • CRÓNICA: Griezmann le da al Atlético su tercera Europa League (0-3).
  • Fernando Torres vivió su último partido europeo como rojiblanco y conquistó su primer título.
  • Séptimo título internacional del Atlético de Madrid, quinto en la última década.
  • FOTOGALERÍA: Las mejores imágenes de la final.

Fernando Torres anunció hace unas semanas que esta sería su última temporada como rojiblanco. El delantero, en el ocaso de su carrera en la élite, apenas ha disfrutado de minutos y decidió poner fin a los días en el equipo de su vida.

En esa circunstancia, el Atlético de Madrid se clasificó para la final de la Europa League que este miércoles ha conquistado ante el Olympique de Marsella.

Con la final en el horizonte, los medios se preguntaban si la leyenda rojiblanca, en caso de ganar, sería el encargado de levantar el trofeo, en lugar de Gabi, el capitán. Y así fue.

Gabi comparte con Torres el momento de gloria

Torres es uno de los grandes ídolos de la afición, un símbolo del club, el jugador de la casa, el hijo pródigo que se fue pero regresó. Este miércoles en Lyon jugaba el último encuentro europeo con el equipo de su vida y ha supuesto, además, su primer título de rojiblanco.

Cuando Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, le entregó el trofeo de campeones de Europa League a Gabi como capitán atlético, todas las miradas estaban puestas en Torres.

Y, entonces, ocurrió. El ’14’ rojiblanco se fue a por Torres y juntos levantaron hacia el cielo de Lyon la copa lograda ante el Olympique.

Un bonito gesto del capitán con un jugador que lo es todo en el club y que está viviendo sus últimos días como colchonero.

Había, sin embargo, dudas sobre si ocurriría. El propio Gabi comentó este martes que no era algo que tuviera pensado y se le notó molesto con la insistencia con el asunto: “Según me sienta en ese momento… Pero que la levante alguien del Atlético de Madrid. El capitán soy yo y yo decidiré si la levanto yo u otro compañero. Forzar las cosas no es bueno para nadie”, dijo.

Finalmente, decidió compartir el momento de gloria con el delantero que nunca dejó de ser el niño mimado de la afición.