El Racing de Díaz, Mena y Arias empató con Boca y mantuvo el liderato de la Superliga Argentina

0
5

07/10/2018 22:10:16
El partido, que empató el cuadro porteño en el minuto 87′ terminó con diversos altercados, y con el entrenador de Racing expulsado.


El equipo argentino Racing de Avellaneda con los chilenos Marcelo Díaz, Eugenio Mena y Gabriel Arias desde el arranque consiguió un empate a dos goles con Boca Juniors luego de ir ganando por 2-0 hasta el minuto ’82.

Con su ya lucido juego que lo tiene como puntero en el fútbol trasandino, ahora con 20 puntos, la “Academia” empezó el encuentro con mucha presión por parte de los dirigidos por Eduardo Coudet.

Augusto Solari y Nery Domínguez avisaron recién iniciado el encuentro y a los ‘5, Lisandro López hizo estallar el estadio El Cilindro de Avellaneda luego de recoger un rebote en área chica.

La Academia, a juicio de los comentaristas era muy superior. Díaz mandaba con la pelota en el medio y hacía jugar a los demás. Mena amenazaba por el lateral izquierdo. El segundo parecía estar cerca. Con el correr de los minutos, el fuego del local se fue apagando y perdió intensidad. El volante chileno, motor de su escuadra, dejó de ser importante y Boca, sin mucho brillo, pudo salir del fondo.

El partido era caliente, hablado, muy propio de un clásico argentino. El silbato del árbitro se oía cada vez con más frecuencia y cayeron amarillas para ambos equipos. Cerca del final de la primera mitad, Arias mandó al córner un potente remate a la entrada del área de Fernando Gago.

Sin claridad, pero con mucho empuje Boca salió a buscar el empate en la segunda mitad. El acoso boquense, eso sí, no bastaba para hacer trabajar a Arias.

Los minutos corrían y la visita, que venía de un bravo partido con Cruzeiro el jueves por Copa Libertadores, empezó a mostrar cansancio. Tras una pérdida en ataque, se vino una contra mortal del equipo de los chilenos que culminó con Lisandro López definiendo con sangre fía para conseguir su doblete a los ’66.

Dos minutos después del gol, Arias estuvo brillante para impedir el descuento de Carlos Tévez. Las protestas, las faltas y las tarjetas se sucedían. Cuando en Avellaneda ya se pensaba que el partido estaba cerrado, el arquero de la Roja dio un rebote que Ramón Ábila aprovechó. El gol fue un impulso para un Boca que nunca jugó bien y a los ’87 consiguió el empate.

El colombiano Sebastián Villa apareció por derecha y definió con un remate rasante que se metió entre las piernas del arquero de Racing. Coudet, desquiciado, fue expulsado. Marcelo Díaz, con una molestia, le cedió su lugar a Julián López sobre el final. Tras el pitazo final, Arias se fue a encarar con el cuerpo técnico rival.

Pese al empate, el cuadro albiceleste sigue líder con cinco puntos de ventaja sobre el segundo.