El Real Madrid comienza la ofensiva por Neymar

0
7

SPORTYOU

  • Florentino Pérez ha enviado a su hombre de confianza en Sudamérica para reunirse con el padre del jugador.
  • El principal obstáculo no es convencer a los Neymar, sino al presidente del PSG.
  • Los candidatos a sustituir a Cristiano Ronaldo: Neymar, Mbappé, Hazard, Kane…

El Real Madrid no va a esperar más tiempo para intentar cubrir la baja de Cristiano Ronaldo. Aunque el portugués va a dejar un vacío en la afición blanca prácticamente imposible de tapar a corto plazo, Florentino Pérez quiere hacerse con otro ídolo de primer nivel: Neymar Jr.

El brasileño lleva siendo objetivo del club blanco mucho tiempo, pero sin Cristiano se ha convertido en objetivo número 1 para el presidente del Real Madrid. Por eso, según avanza ‘Globoesporte’, ha iniciado los contactos con el hombre que decide los designios del futbolista brasileño, su padre Neymar da Silva Santos. El encargado de realizar los primeros acercamientos serios será el enviado de confianza de Florentino en Sudamérica, Juni Calafat, que ya lideró las negociaciones por Vinicius Jr. y Rodrygo.

Calafat ya lleva tiempo en la órbita de los Neymar. El ojeador del Real Madrid siguió muy de cerca los movimientos del futbolista del PSG cuando este se lesionó en febrero y viajó a su Brasil natal para recuperarse. Su labor ahora será convencer a Neymar padre de que el futuro deportivo de su hijo brillará más en el conjunto blanco, por cuya cantera pasó fugazmente cuando era un niño.

La mayor dificultad no estriba en los Neymar. Todo es cuestión de dinero. En caso de que convenzan al jugador y a su padre, mucho más difíciles serán las negociaciones con Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG. El fichaje del brasileño ostenta el récord de ser el más caro de la historia del fútbol, con 222 millones, y el jeque no va a querer desprenderse de su gran joya después de un año.

En el vestuario del Real Madrid le recibirían con los brazos abiertos. Sonada fue la conversación de Modric con Neymar durante el Mundial, cuando el croata le dijo un elocuente “Te esperamos, ¿eh?” mientras se intercambiaban las camisetas firmadas.