El secreto de la longevidad está en las denominadas zonas azules

    0
    24



    Hay al menos 5 lugares en el mundo que están denominados como zonas azules y en estos lugares podemos encontrar a gente que tiene una longevidad considerablemente mayor a la media, ¿lo sabías? Octogenarios, nonagenarios, centenarios e incluso personas que han alcanzado los 110 años ¡increíble!

    ¿Por qué se denominan zonas azules?

    En los años 2000, el científico demográfico Michel Poulain y el gerontólogo Gianni Pes iniciaron una investigación para determinar los lugares del mundo en los que vivían las personas de mayor edad. Y el primer lugar que encontraron con una alta tasa de personas de más de 100 años fue la isla de Cerdeña. La razón por la cual la denominaron zona azul es curiosa y hasta divertida: en el mapamundi en el que estaban trabajando iban marcando las áreas con fibras azules. De repente, la zona de la isla de Cerdeña les quedó como una gran mancha de ese color y de allí provino el nombre.

    ¿Cuáles son las restantes?

    A raíz del descubrimiento de Poulain y Pes, el periodista estadounidense Dan Buettner inició una investigación por el resto del mundo, respaldado por la Sociedad de Gerontología de Norteamérica y la National Geographic, y encontró otros cuatro lugares con características similares: La Península de Nicoya, en Costa Rica; la isla de Icaria, en Grecia; Loma Linda, en California y la isla de Okinawa, en Japón.

    Cada zona tiene, además, su especificidad: en Cerdeña se encontró la mayor cantidad de centenarios, en Okinawa están las mujeres más longevas del mundo, en Icaria la población centenaria tiene los niveles más bajos de demencia senil, en Nicoya está la segunda comunidad centenaria más grande y en Loma Linda la expectativa de vida es 10 años superior a toda la media en Estados Unidos.

    ¿Estos lugares tienen algo en común?

    Al encontrar estas zonas azules, todos comenzaron a preguntarse ¿qué tienen de especial estos lugares que hacen que la gente viva más y mejor? La duda radicaba principalmente en que no se trataban de lugares aledaños, sino totalmente alejados y diversos. Fue el propio Buettner el que en su libro The Blue Zones, publicó 9 lecciones que encontró tras recorrer las zonas azules y concluyó que ayudan a prolongar y mejorar la calidad de vida.

    Tener actividad física constante, moderada y persistente.

    No hace falta ser un triatlonista, pero sí tener en cuenta que la vida sedentaria no es una vida saludable.

    Ikigai

    ¿Qué es un ikigai? en japonés básicamente significa tener un motivo para vivir, una razón de ser. Un objetivo y un propósito.

    Reducción del estrés

    Parece una obviedad, pero este concepto está alineado a casi todas las enfermedades que se relacionan con el envejecimiento tanto corporal como mental. Incorporar rutinas saludables que oxigenan nuestras actividades diarias.

    Hara hachi bu

    Es un concepto de Confucio y significa no comer hasta estar llenos, sino hasta el 80% de nuestra capacidad. También tener una dieta moderada en calorías.

    Basar la dieta en frutas, verduras, carnes y legumbres

    Principalmente se refiere a comer lo que proporciona la misma tierra, sin conservantes.

    Uso moderado del alcohol

    Al igual que con el resto de los hábitos, no se desacredita beber alcohol sino hacerlo de manera moderada.

    La fe

    Compartir una creencia, incluso la actividad religiosa, son hábitos compartidos en estas comunidades.

    Vida familiar

    Vivir con alguien, cuidar y ser cuidado. Mantener y fortalecer los vínculos familiares para construir relaciones sólidas.

    Vida social

    En estas zonas se destacó que la ancianidad no es un factor que aleje a las personas de la vida social. Al contrario, los acerca aún más al resto de la sociedad, los acianos son personas de consulta y respeto.



    Source link