EFE

  • El número es el 900 018 018 y funcionará los 365 días del año, las 24 horas, de forma gratuita y anónima.
  • Será atendido por una veintena de profesionales, la mayoría psicólogos, pero también juristas, sociólogos y trabajadores sociales.
  • La Administración funcionará de forma “tutelante” con las llamadas y si se comprueba que “el caso va a más” se derivará a los cuerpos policiales.

El 900 018 018 es el teléfono contra el acoso escolar que el Gobierno va a poner en marcha a partir del próximo 1 de noviembre durante todos los días del año, las 24 horas, de forma gratuita y anónima, ya que las llamadas no quedarán reflejadas en la factura de los usuarios.

El nuevo teléfono ha sido presentado este jueves por el secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, quien ha destacado que es “el único específico contra el acoso escolar en centros educativos no universitarios de toda España y centros españoles en el exterior”.

Será atendido por una veintena de profesionales, la mayoría psicólogos, pero también juristas, sociólogos y trabajadores sociales y los usuarios con discapacidad auditiva o del habla dispondrán de un servicio de mensajería de texto, vídeo-chat o vídeo-llamada.

Marín ha agradecido a Google que haya cedido de forma gratuita este teléfono —lo pondrá visible en su buscador— así como las aportaciones del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y el colectivo LGBT.

El secretario de Estado ha resaltado la disposición y colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, a donde se derivarán los casos “graves”, ha comentado y ha especificado que en este teléfono también participa de forma fundamental la Agencia de Protección de Datos. La Administración funcionará de forma “tutelante” con las llamadas y si a través de las inspecciones educativas se comprueba que “el caso va a más” se derivará hacia los citados cuerpos policiales.

El 4% de alumnos, afectados

Con todas las llamadas al 900 018 018 se realizará un registro con el que podrán tenerse cifras y datos concretos sobre esta lacra que, según datos del Ministerio de Educación, afecta a alrededor del 4% del alumnado.

El fichero de datos resultante, que se utilizará para poder aplicar medidas contra el acoso escolar, estará “superprotegido” dada la confidencialidad que requiere este tema, según Marín.

El servicio va dirigido a los 8,1 millones de alumnos no universitarios, 865.000 profesores, familias y a todos los conocedores de algún caso de maltrato o acaso escolar, ha especificado.

Se podrá denunciar cualquier acoso y maltrato en el ámbito escolar, tanto dentro como fuera del centro, así como si se produce ciberacoso.

El nuevo teléfono, que tiene un presupuesto anual de 482.635 euros, fue anunciado a principios de año y desde que se inició su expediente hubo unos retrasos por la presentación de recursos por motivos formales de la convocatoria. Finalmente se ha adjudicado a la empresa AlcaláBC tras haber conseguido la puntuación más alta sobre los criterios evaluables.