ANA GONZÁLEZ LÓPEZ

  • La etiqueta de un vino de Murcia huye de los tecnicismos enológicos de las demás bodegas y ha sido todo un éxito por su sinceridad y originalidad.
  • El vino está recolectado por unos “leperos vampiros en noches de apareamiento del cernícalo mientras escuchan a Chiquetete y se fermenta en barricas construidas por enanos carlistas”, ironiza el etiquetado.

Vino

Las etiquetas de los vinos son todo un mundo de creación literaria lleno de metáforas que sólo un buen entendedor de la enología, o, en su defecto, un genio del postureo, controla.

Por eso, una bodega murciana ha decidido saltarse esa ampulosidad del etiquetado y, con mucho humor, ha realizado la que probablemente ya sea la etiqueta de vino más famosa, e irónica, de España, cuya etiqueta no ha tardado en viralizarse en redes sociales y WhatsApp.

Se trata de la empresa murciana Viníssimo, que en abril puso esta original etiqueta a su vino Monastrellíssimo, hecho con uvas de la variedad Monastrell, típica de Jumilla y algunas zonas de Valencia: “Tinto de fuerte color, rojo púrpura intenso con ribetes violáceos, muy expresivo y afrutado en nariz con taninos vivos en boca y con gran estructura. Como si te digo que…unos leperos vampiro, de buena familia, lo recolectan sólo en noches de apareamiento del cernícalo real mientras escuchan Chiquetete. Acto seguido se fermenta en barricas de tungsteno construídas por glamurosos enanos carlistas con crestas de colores. Te lo vas a creer igual”.