web
statistics
Noticias

En busca y captura un acusado por violencia machista al no acudir al juicio

En busca y captura un acusado por violencia machista al no acudir al juicio

EFE

  • Juan D.G., acusado de maltratar a su mujer y retenerla, no se ha presentado este jueves ante el tribunal que iba a juzgar su caso.
  • La víctima sufrió el síndrome de “orejas en coliflor”, cuyo diagnóstico le obligó a pasar por el quirófano.

La Audiencia Provincial de Madrid ha dictado una orden de busca y captura contra Juan D.G., acusado de maltratar a su mujer y retenerla, por no presentarse este jueves ante el tribunal que iba a juzgar su caso, según han informado fuentes jurídicas.

Juan D.G. se enfrenta a una petición de la Fiscalía de ocho años y seis meses de prisión por un delito de lesiones que le causaron deformidades a la víctima, otro de maltrato físico y psíquico habitual y tres de lesiones en el ámbito familiar.

El juicio estaba señalado esta mañana en la Sección 26 de la Audiencia de Madrid, pero ha tenido que ser suspendido ante la ausencia del acusado, contra el que se ha dictado orden de busca y captura.

Según el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, el acusado protagonizó episodios violentos de manera reiterada durante los cuatro meses de convivencia con su pareja sentimental en lo que la amedrentaba, vejaba, humillaba y agredía verbal y físicamente en su domicilio de Madrid.

Dicha relación cesó el 3 de octubre de 2013, pero Juan se oponía a la ruptura y quiso aislar a su expareja del mundo exterior para evitar que le abandonara.

No la dejaba ir sola a ningún sitio, le impidió a que fuera a su trabajo en el que llevaba siete años y también le prohibió contestar a las llamadas que recibía a raíz de su ausencia en su puesto.

El procesado golpeaba con frecuencia a su pareja desde el comienzo de la relación, sobre todo en los oídos, lo que le provocó heridas abiertas y hematomas que se curaban y abrían ante una nueva agresión, siempre según el fiscal.

Como consecuencia de todas estas agresiones, la víctima sufrió el síndrome de “orejas en coliflor”, cuyo diagnóstico le obligó a pasar por el quirófano, y tras un largo recorrido médico, le ha quedado como secuela definitiva deformidad en ambos pabellones auditivos. Y también presenta relevantes secuelas de naturaleza psicológica por estrés postraumático.

También señala la Fiscalía que el acusado llegó a quemarle la tarjeta del teléfono móvil para que no pudiera utilizarlo y le hacía fotos de pies y manos y de ella desnuda a pesar de su oposición.

El acusado tiene prohibido aproximarse a una distancia inferior a 500 metros a la víctima, a su domicilio, a su puesto de trabajo y a cualquier otro lugar que frecuente, así como a comunicarse con ella por el medio que sea.

Noticias

More in Noticias