Envejecer en República Dominicana “es estar condenado a la discriminación”

    0
    27



    La República Dominicana tiene un registro de alrededor de un millón de adultos mayores y 65 médicos geriatras, lo que agrava el acceso a la salud de esta población, que también adolece de pensiones dignas y de un techo, políticas que se contemplan en la Ley 87-01 de Seguridad Social y la Ley 352-98 del adulto mayor.

    El 1 de octubre se conmemora el Día Internacional de las Personas Mayores y durante la semana el Ministerio de Salud Pública y el Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (Conape) tienen en agenda diversas actividades para honrarlos.

    Sin embargo, el mayor reconocimiento que puede recibir este segmento de la población es acceso a la salud y medicamentos, una pensión de supervivencia y un techo, los cuales dispone la Ley 87-01 y que responde a tres preocupaciones de ese segmento poblacional, que arrojó una investigación hecha en el 1998.

    Así lo dio a conocer la presidenta de la Red Dominicana por una Vejez Digna (Redvejez), Rosy Pereyra, quien denunció que existe “discriminación” en contra de las personas mayores de 65 años.

    Recuerda Pereyra, quien es médico geriatra, que la población adulta mayor para cuando se hizo el estudio era rural en su mayoría y que nunca tuvo un trabajo formal, por lo que se incluyó la pensión de sobrevivencia, equivalente al 60% del salario público, de la cual no se ha otorgado la primera, asegura la representante de la red.

    Argumenta que las tres demandan se mantienen.

    Algunos tienen una tarjeta de seguro de salud del régimen subsidiado, lo que considera un avance, pero cuando asisten a los hospitales públicos son discriminados, tampoco tienen cobertura de medicamentos para sus enfermedades crónicas fuera de internamientos en un centro asistencial.

    Otro avance que ve la geriatra en los últimos años es que ha mejorado las notificaciones del abuso y el maltrato a las personas mayores y la respuesta de las autoridades correspondientes.

    De su lado, la representante de la Oficina de la Secretaría General en República Dominicana de la OEA, Araceli Azuara, dijo que la población de adulto mayor es cada día más grande, pero en el 2017 se calculaba que aproximadamente 962 millones de personas en el mundo eran adultos mayores, se estima que para el 2050 esa población se va a duplicar y para el año 2100 se va a triplicar en el mundo.

    Considera que, de ahí la importancia de que los estados miembros de la región se adhieran a la convención, por ser el único instrumento vinculante que se tiene a nivel de la región y mundial, para poder promover políticas públicas encaminadas a garantizar los derechos de los adultos mayores.

    “Es importante avanzar en este sentido, de garantizar los derechos, porque todos y cada uno de nosotros llevamos un viejo encima y en un momento de la vida nos vamos a convertir en uno de ellos y pudiéramos pensar cómo nos gustaría que esa población nos mire cuando lleguemos a esa edad”, dijo Azuara.

    Cree que en el país se han logrado otros avances, como es el hacer conciencia de la situación, pero falta que los adultos mayores dejen de ser discriminados.

    “Es una pena que la mayor carrera que hagamos durante nuestras vidas que es exactamente esta carrera por la vida, al final tenga tan poca recompensa. Los seres humanos tendemos a celebrar los grandes finales, de la escuela, de la universidad, de haber terminado de escribir un libro, sin embargo, cuando llegamos al final de nuestras vidas, que es lo más importante que hemos hecho, donde pusimos todo lo que somos, en todos los ámbitos, nos encontramos que al final de esa meta no nos están esperando con banderas para celebrarlo, al final, regularmente nos hacen a un lado, no ven como algo desechable”, comenta la representante de la OEA en el país.

    El director del Servicio Nacional de Salud (SNS), en el inicio de la celebración por el “Día del Adulto Mayor” dijo que siguen fortaleciendo el acceso a las atenciones de los adultos mayores en los establecimientos de la Red Pública de Salud, con la creación de unidades de geriatría, las visitas domiciliarias y las atenciones personalizadas.

    Chanel Rosa Chupany expuso que otras de las acciones que se implementan para garantizar los servicios a los adultos mayores son las articulaciones de las residencias médicas en geriatría y Medicina Familiar a la comunidad, con el objetivo de ofrecer desde el primer nivel, atención personalizada como parte de la estrategia “SNS en la Comunidad”, a través de la cual los adultos mayores y personas con discapacidad severa se les da el seguimiento y la atención requerida en el Centro de Primer Nivel de su comunidad o directamente en sus hogares.

    Asimismo, enfatizó la creación de la unidad de geriatría en los hospitales Vinicio Calventi, Moscoso Puello en Santo Domingo; Cabral y Báez en Santiago, Jaime Mota en Barahona y Ricardo Limardo en Puerta Plata, entre otros.

    En el país se abren cuatro plazas geriatras por año

    Mientras tanto, la directora del Primer Nivel de Atención, Hilda Cruz, explicó, que como parte de la celebración por el Día del Adulto Mayor, en coordinación con el Seguro Nacional de Salud (Senasa) y el Conape, realizaron diversas actividades médicas y lúdicas, con el fin de brindar atenciones más personalizadas para generar un entorno saludable y alegre.

    A los asistentes se les realizó tamizaje para la hipertensión arterial y diabetes, intervención odontológica, analíticas y examen oftalmológico.

    También se impartieron charlas de estilos saludables y orientaciones sobre Salud Mental.

    Las celebraciones fueron desarrolladas en los Centros Diagnósticos de las regiones Enriquillo, El Valle y Cibao Occidental, en la regional Este, los Centros Diagnósticos de las provincias La Altagracia y Hato Mayor; en la regional Metropolitana, en Monte Plata, La Ciénega, Pedro Brand, San Antonio de Guerra, La Nueva Barquita y en los hospitales Mocoso Puello y Vinicio Calventi de Santo Domingo, y en Valdesia en el Centro Diagnóstico de Villa Altagracia.

    Allí los asistentes disfrutaron de karaoke, juego de dominó, bailes, proyección de cortos de cine, taller de pintura en acuarela y cuidado personal.



    Source link