Estonia lanza la primera 'visa nómada digital' del mundo para atraer el teletrabajo e impulsar su economía

0
147

Si algo ha demostrado la crisis sanitaria es que el teletrabajo es posible. Con momentos difíciles a veces, pero posible. Y Estonia está dispuesta a aprovechar ese filón para mantenerse a flote.

El país báltico está lanzando la primera ‘visa nómada digital’ del mundo, con la cual pretende atraer a trabajadores en remoto para que se queden a vivir en el país. Al menos, inicialmente, durante un tiempo.

La ‘Visa Digital Nomad’ permite a los ciudadanos extranjeros vivir y trabajar legalmente en el país, para su empleador, por cuenta propia o para su propia empresa. La duración del visado es de un año y con él el Gobierno estonio quiere hacer frente a la crisis económica que se prevé tras las crisis sanitaria.

Para ser elegible, los solicitantes deben mostrar evidencia de que están ganando al menos 3.504 euros al mes. También deben estar empleados en una empresa registrada fuera de Estonia, realizar negocios a través de una empresa registrada en el extranjero o trabajar como autónomo para clientes en su mayoría fuera de Estonia. Además, deberían poder trabajar independientemente de una ubicación específica y realizar sus tareas utilizando la tecnología.

Los solicitantes seleccionados también recibirán 90 días de viaje por el área Schengen, una perspectiva atractiva para los no europeos. También pueden conocer mejor Estonia, ya que según dijo a Politico Ruth Annus, jefa del departamento del ministerio del interior que desarrolló el plan, “Uno de los objetivos es promover Estonia en el mundo”.

Los teletrabajadores no solo viven donde se ubican: también consumen allí. Además, por qué no, si son emprendedores puede que opten por montar su propio negocio, algo que precisamente en Estonia es bastante sencillo dado su nivel de digitalización. Todo ello ayuda a impulsar la economía. “Los nómadas digitales también usan servicios que están sujetos a impuestos en Estonia, y creemos que crean diversidad y enriquecen a la comunidad”, subraya Annus.

El país ya había tomado medidas para atraer a los empresarios con un programa de residencia electrónica, lanzado en 2014, que permite a los extranjeros establecer una presencia legal en el país. Estonia tiene ya 68.774 ciudadanos digitales: 1.927 son españoles, de los cuales 538 han creado empresas.

Los interesados en la ‘Visa Digtial Nomad’ pueden completar un formulario online, que viene con una tarifa de 80 euros para una visa de corta estancia o de 100 euros para una visa de larga estancia. El siguiente paso será concertar una cita en la embajada o consulado más cercano para presentar la solicitud.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.