Estudio revela realidad del consumidor dominicano en tiempo de COVID-19

0
55



Un estudio realizado por la firma EY revela que los consumidores han cambiado de manera significativa sus preferencias de consumo hacia la reducción, la compra de productos de bajo precio y el enfoque en productos esenciales.

También, el levantamiento indica que el 97% de los trabajadores independientes en República Dominicana, han visto recortes en sus ingresos.

“La herramienta EY Parthenon, con una muestra de más de 7,600 respuestas de consumidores en Costa Rica, Panamá y República Dominicana”, indica el documneto.

El documento detalla que el 36% de los consumidores en República Dominicana seguirá en modo de ahorro por los próximos 6 meses y el 86% seguirá cambiando la prioridad de los productos no esenciales.

El estudio realizado por la firma EY, a través de la herramienta EY Parthenon, indica, además, que el 87% de los consumidores en República Dominicana está satisfecho con su experiencia de compra en línea y continuará usando este modo de compra.

Asimismo, el 63% de los consumidores en República Dominicana ha dicho que continuará comprando productos en línea en un corto y mediano plazo.

EY es una firma global conformada por 284.000 profesionales, líder en servicios de consultoría, auditoría, impuestos, transacciones y legal.

El documento enviado a Diario Libre, precisa que en Centroamérica, Panamá y República Dominicana opera como una sola organización integrada, con un equipo multi-disciplinario y multi-cultural, conformado por más de 1,500 colaboradores y 50 Socios, comprometidos en la construcción de un mejor mundo de negocios para su gente, sus clientes y sus comunidades.

En promedio, 92% de los consumidores redujeron el consumo de productos no esenciales como el alcohol, la ropa y los aparatos electrónicos.

En el caso de la República Dominicana, el 91% redujo el consumo de alcohol, el 93%de ropa, el 87% en aparatos eléctricos y el 85% redujo el consumo de perfumes y cosméticos.

El estudio resalta que más allá del COVID-19, el comercio requerirá un esfuerzo persuasivo, las categorías no esenciales requerirán de iniciativas sólidas y la tendencia digital llegó para quedarse.

Explica que en el corto y mediano plazo, a medida que los consumidores siguen enfrentando vientos en contra, seguirán manteniendo comportamientos de consumo cauteloso, incluyendo la reducción, la compra de productos de precios bajos y el cambio de prioridad de los productos no esenciales.

Asegura que es probable que la reducción se mantenga ya que la mayoría de los consumidores seguirán en “modo ahorro” y reduciendo los gastos de productos no esenciales.

Además, la compra de productos de bajo precio seguirá ya que la mayoría de las personas cuyos ingresos se han visto afectados continuarán comprando marcas (o sustitutos) más accesibles.

El estudio refleja que los consumidores seguirán priorizando los productos esenciales en sus gastos y los vendedores minoristas seguirán a los consumidores como lo han hecho hasta ahora. Pero es probable que las plataformas de entrega en línea permanezcan ya que los consumidores las han probado y han disfrutado su conveniencia.



Source link