Eurocopa 2016: que no haya dos sin tres

0
213

R. RIOJA

  • España, que ha ganado las dos últimas Eurocopas, va a por la tercera seguida.
  • Alemania y Francia se presentan como las grandes rivales por en territorio galo.
  • Este viernes comienza la Euro con el partido inaugural: Francia – Rumanía (21 h).

España llega a la Eurocopa de Francia como la actual bicampeona, nada menos. Y, pese a ello, no lo hace como la gran favorita. Lo sucedido en el pasado Mundial está en la mente de todos, y el cómo se produjo la eliminación en Brasil aún pesa mucho en una selección que no ha recuperado ni el juego ni las sensaciones que le llevaron a lograr, de manera consecutiva, dos títulos continentales y uno mundial.

El relevo generacional sigue su curso en la Roja. Tras la debacle de hace dos años, dejaron el equipo tres jugadores clave en los éxitos del equipo: Xavi Hernández, Xabi Alonso y David Villa. Ellos representaban el estilo, el equilibrio y el gol. Casi nada. O, como se ha visto después, casi todo.

La transición hacia la siguiente generación sigue en marcha y se está produciendo de una manera lenta, demasiado progresiva. El seleccionador aún no ha dado el paso definitivo de apostar por la siguiente generación, y algunos jugadores aún no han explotado todo su potencial.

Casillas sigue en el equipo, pero Del Bosque aún no ha desvelado si será él o De Gea, uno de los que sí han dado ese paso al frente, el que defienda la portería. Y la estrella del equipo sigue siendo Andrés Iniesta, en él están depositadas gran parte de las esperanzas del combinado español.

Sergio Ramos y Piqué son dos centrales muy seguros, hay laterales de garantías con Juanfran y Alba, Busquets es posiblemente el mejor mediocentro del mundo y el talento en el medio es abundante (Cesc, Thiago, Bruno, Silva, Koke) hasta el punto de haber dejado en casa a Isco y Saúl, jugadores que serían titulares en la gran mayoría de selecciones de este torneo.

Pero a España le falta algo, una velocidad más quizás, definir las ocasiones que se crean y un punto de garra, de fuerza, de ambición. Esa es la asignatura pendiente de este equipo que, pese a defender el título, no es el favorito.

La responsabilidad recae en dos selecciones. Por un lado está Alemania, la imponente campeona del mundo que llega a la cita con una plantilla que da auténtico pavor. Y por el otro Francia, que además de ser la anfitriona ha juntado un interesantísmo grupo de jugadores que se han consagrado como estrellas en los últimos años (Griezmann, Pogba,Payet, Matuidi…).

Pero hay más, mucho más. Inglaterra presenta un equipo tan interesante como novedoso, Bélgica ya suma experiencia al talento de sus jugadores,  Portugal tiene mucha dinamita arriba, Croacia mucho talento de medio campo hacia adelante e Italia… es Italia. Es la Eurocopa más larga de la historia (un mes exacto), la primera con 24 equipos. Toca disfrutarla.