Ex primera dama peruana tendrá inmunidad de la ONU: era investigada por blanqueo de activos

    0
    130

    25/11/2016 9:43:02
    Nadine Heredia será funcionaria de la FAO en Ginebra. El gobierno del vecino país se quejó formalmente ante el organismo por la contratación.


    La oficina legal de la ONU en Ginebra confirmó hoy que la ex primera dama de Perú Nadine Heredia gozará de inmunidad y privilegios diplomáticos como funcionaria de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

    «Los privilegios e inmunidades se brindan al personal de todas las agencias de la ONU en el ejercicio de sus funciones, independientemente de si la sede de la agencia especializada está dentro o fuera de Suiza», según una nota de los expertos legales.

    Esa nota fue leída a la prensa por la directora de Información de Naciones Unidas en Ginebra, Alessandra Velluci, quien declinó comentar el procedimiento de contratación de Heredia, quien ejercerá en Ginebra el cargo de funcionaria de enlace de la FAO.

    De manera general, las agencias especializadas de la ONU cuentan con funcionarios en las sedes centrales de la organización, ubicadas en Nueva York y en Ginebra, y su misión es de comunicación y coordinación de actividades.

    En el caso de Ginebra, la inmunidad y privilegios se otorgan a los funcionarios de las agencias especializadas conforme a un acuerdo suscrito entre la ONU y la Confederación Helvética, como país anfitrión.

    Pese a varias preguntas de la prensa, Velluci no quiso comentar «el método de elección del personal» de la FAO, ni tampoco si conocía precedentes de personas contratadas en la categoría de director -que correspondería a Heredia- sin experiencia previa en organizaciones internacionales o dentro del sistema de Naciones Unidas.

    Heredia, esposa del expresidente peruano Ollanta Humala (2011-2016) es investigada en su país por presunto blanqueo de activos y su contratación en la FAO ha generado un escándalo político en Perú.

    Esta semana, el Gobierno peruano presentó una protesta formal ante el director general de la entidad, José Graziano, por esa decisión, mientras que el Congreso aprobó por unanimidad una moción exhortando a la FAO a dejar sin efecto la designación.