Exportaciones de angulas se disparan en 2019 en medio de la fiebre por su pesca

    0
    85



    La pesca de angulas es un fenómeno extendido por toda la isla. En República Dominicana hay reportes de su pesca por el norte y nordeste y en algunas zonas del sur; mientras que en Haití, uno de los mayores exportadores de la región, se registra una pesca todavía más intensa.

    El año pasado los niveles de exportación de las anguilas vivas (el código arancelario utilizado para el despacho de angulas al exterior) desde República Dominicana al mundo alcanzaron niveles históricos. Aunque la cuota máxima de pesca de angulas es de 2.5 toneladas —de acuerdo a la resolución 02-19 de Codopesca— las exportaciones alcanzaron en 2019 las 3.84 toneladas, según datos de la Dirección General de Aduanas (DGA). Es decir, se exporta 1.6 veces más de lo que las autoridades permiten pescar.

    No obstante, fuentes relacionadas con la actividad indicaron que desde este domingo 26 las autoridades dominicanas no han permitido los envíos de angulas al extranjero, aunque no les indicaron las razones. Se solicitó información al presidente de Codopesca, Milton Ginebra, pero para el momento de esta publicación no se había recibido respuesta.

    Del otro lado de la isla, en Haití, el Ministerio de Agricultura, Recursos Naturales y Desarrollo Rural decidió en diciembre pasado suspender los permisos de exportación de las angulas porque ya se había alcanzado el límite máximo de exportación para la temporada de pesca, definido en 6.8 toneladas, ya había sido alcanzado. La pesca en Haití es tan intensa que el tope se alcanzó en apenas tres meses.

    No es la única limitación que han aplicado en el vecino país. En agosto pasado el gobierno haitiano había subido los aranceles de exportación de las anguilas vivas, ante una creciente actividad de exportación que poco le estaba dejando a las arcas del Estado haitiano.

    El precio de las angulas está muy por encima de lo que se paga en la República Dominicana. Mientras en Haití un kilogramo del producto se paga en 4,500 dólares (cerca de 240,000 pesos), en el país se paga al pescador cerca de 3,000 dólares (por encima de los 150,000 pesos) por cada kilogramo. Fuentes consultadas en el sector indicaron que los precios han bajado porque en Asia se levantó durante un mes la prohibición de pescar anguilas.

    Empresarios del sector consultados por Diario Libre que pidieron no ser identificados, las compañías pagan a Codopesca una tasa de 100 dólares por cada kilogramo exportado (2.2 libras) y adicionalmente pagan por aranceles 250 dólares por cada kilo despachado al exterior. Basado en este dato, al Estado dominicano le quedaron unos 1.34 millones de dólares por las exportaciones registradas el año pasado, casi las tres cuartas partes fue a la DGA y resto a Codopesca.

    Montos millonarios

    En República Dominicana la exportación de “anguilas vivas” —que es el código arancelario con el que se exportan las angulas— se situó en 2,924,600 dólares, el nivel más alto de los últimos seis años. Pero, además, trata de un salto de 32.6 % en tan solo un año, según los datos que maneja la DGA.

    Codopesca informó, a través de la Dirección de Acceso a la Información, que para la temporada de pesca 2019-2020 hay 22 empresas con licencias de explotación. A & C Pescados y Mariscos, Agropecuaria Rodríguez Castillo, Balestra Empresarial, Bell Release Inv, Daisy Fishing In The Ocean, Dieguito Agroindustrial, Dominican Aquaculture & Fishery, Duquesa Agroindustrial, EC Global Market Venture, Falleves Investments, Hashed Metropolitana, Hougthon Investments, Invercesarina, Manyu Caribe, Natural Hispano Dominicana, Nextwave Investments, One Sea Group, Paraimar, Parrot International Trade, Sabin Suarez & Tuñon, Seprosol y WFL Exportrade International.

    Las angulas son la materia prima para platos exquisitos en Asia, especialmente en China, que es el mercado que más presiona la demanda mundial de ese producto. Las angulas que se pescan en el resto del mundo llegan a China donde hay unas 1,000 granjas para hacerlas crecer y luego convertirlas en filetes de kabayaki que pueden costar hasta unos 28,000 dólares el kilo.

    Un estudio que hizo el Grupo de Sustentabilidad de la Anguila, una oenegé con sede en Bélgica que analiza la actividad en Europa, indica que el precio de la angula desde que es atrapada hasta que se vende en Asia ya como producto terminado se puede multiplicar por más de 80 veces. Eso al menos para la angula europea, cuyo valor es mayor debido a todas las prohibiciones de pesca que existen en la actualidad.

    Las que se pescan en República Dominicana van, sobre todo, a Canadá. Ese país recibió en 2019 un 79.1 % de lo exportado, mientras que un 19.8 % se dirigió a Hong Kong y el 1 % restante terminó en Estados Unidos.

    Aunque la mayor parte de las angulas dominicanas van a Canadá, el destino final en realidad es Asia. Empresarios consultados por Diario Libre señalaron que el producto se envía desde la República Dominicana hasta el país norteamericano donde las angulas pasan uno o dos meses hasta que alcanzan su estado juvenil y son transportadas a China y Japón, especialmente. Explicaron que esto permite que la tasa de mortalidad de las angulas se reduzca y que la rentabilidad de lo pescado sea mayor. Una vez en Asia pasan por otro proceso de crecimiento que termina en la producción de filetes para platos de anguilas tan exquisitos como costosos.



    Source link