Gibraltar acusa a España ante Naciones Unidas de "chantaje político" con el 'brexit'

    0
    92

    EFE

    • “El ministro español de Exteriores ya ha amenazado con imponer restricciones en nuestra frontera en caso de que el Reino Unido deje la UE”, afirma Picardo.
    • “Gibraltar no está en venta. Los gibraltareños no admitirán chantajes. Jamás se rendirán. Nunca, jamás, seremos españoles”, insiste.
    • España destaca las “dificultades” que vive con el Peñón “a causa de la actitud unilateral e irresponsable de las autoridades locales gibraltareñas”.

    El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, ha acusado en la ONU a España de buscar un “chantaje político” ante la posibilidad del brexit o salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

    “El ministro español de Asuntos Exteriores en funciones [José Manuel García-Margallo] ya ha amenazado con imponer restricciones en nuestra frontera en caso de que el Reino Unido deje la UE”, dijo Picardo en un discurso ante el comité de Descolonización de Naciones Unidas.

    “El señor Margallo ha dicho que si queremos acceso al mercado único europeo tras el brexit tendríamos que aceptar una soberanía compartida entre el Reino Unido y España”, señaló el responsable gibraltareño, aludiendo a declaraciones del jefe de la diplomacia española. Para Picardo, eso se trata de “un chantaje político de lo más infantil” y es algo que los gibraltareños “nunca” aceptarán.

    Gibraltar no está en venta. Los gibraltareños no admitirán chantajes. Los gibraltareños jamás se rendirán. Nunca, jamás, seremos españoles”, insistió en su intervención.

    El ministro principal de Gibraltar se mostró además muy crítico con el comité de Descolonización de la ONU y dijo que su “inacción” supone en la práctica ponerse “del lado de España” en lugar de mostrar neutralidad.

    Entre otras cosas, recriminó al comité su negativa a visitar el Peñón pese a sus invitaciones para que viera la realidad que viven los gibraltareños, algo de lo que culpó a las autoridades españolas.

    “¿No es obvio que España sabe que la realidad sobre el terreno en nuestra pequeña nación es totalmente contraria a su perniciosa y falaz retórica?”, se preguntó Picardo, que denunció “las ambiciones expansionistas del Gobierno español“.

    “Poner fin a esta situación colonial”

    España por su parte defendió una vez más la puesta en marcha de negociaciones con el Reino Unido para “poner fin a esta situación colonial“. “Naciones Unidas ha señalado con claridad que, en el proceso de descolonización de Gibraltar, el principio que debe regir no es el de libre determinación sino el de restitución de la integridad territorial española”, señaló la diplomática Francisca Pedrós, que representó a España en la sesión.

    Pedrós destacó además las “dificultades” que vive España con el Peñón “a causa de la actitud unilateral e irresponsable de las autoridades locales gibraltareñas”, problemas entre los que destacó los que se dan en los ámbitos pesquero, fiscal y en relación con ciertos tráficos ilícitos.

    Pese a ello, reiteró la disposición de España a poner en marcha un nuevo marco de cooperación en el que, a diferencia del desaparecido Foro Trilateral, participen también las autoridades locales y regionales españolas competentes. Esa cooperación, dejó claro la diplomática, “debe dejar a un lado las cuestiones de soberanía y de jurisdicción, que corresponden exclusivamente a España y al Reino Unido”.

    Además de la cuestión de Gibraltar, el comité de Descolonización debía tratar este lunes la situación del Sáhara Occidental, un debate que se pospuso a este martes después de una larga discusión entre Marruecos y Venezuela, que ocupa la Presidencia, sobre la participación de un representante local de El Aaiún como voz de los saharauis, un papel habitualmente reservado por la ONU al Frente Polisario.