web
statistics
Noticias

Hacienda reclama 327.000€ a Urdangarin, que ingresó 1,9 millones pese a abandonar Nóos

Hacienda reclama 327.000€ a Urdangarin, que ingresó 1,9 millones pese a abandonar Nóos

AGENCIAS

  • El ex duque de Palma habría defraudado 326.925€ en el impuesto sobre la Renta en los ejercicios 2007 y 2008, de acuerdo a los peritos.
  • Aunque dejó el Instituto Nóos en marzó de 2006, obtuvo unos beneficios de 1,9 millones de euros del entramado.
  • Su mujer, la infanta Cristina, no generó rendimientos del trabajo que implicasen la obligación de tributar en la sociedad que compartía con Urdangarin.

La Agencia Tributaria reclama a Iñaki Urdangarin una cuota de IRPF presuntamente defraudada de 174.575,07 euros en el ejercicio 2007 y de 152.350,69 euros en el ejercicio 2008.

Una de las peritos de Hacienda que participa en el ‘caso Nóos’ declaró este jueves ante al tribunal de la Audiencia de Palma que la cantidad, que suma 326.925,76 euros, supondría un delito penal al superar los 120.000 euros.

La cantidad, inferior en casi 10.000 a la estimada inicialmente, figura en uno de los informes incorporados a la causa contra el marido de la infanta Cristina, hija del rey honorífico Juan Carlos I y hermana del actual monarca, Felipe VI.

La misma perito detalló que, pese a que Iñaki Urdangarín se desvinculó, teóricamente, del Instituto Nóos en marzo de 2006, continuó ingresando beneficios.

Urdangarin y su socio Diego Torres ganaron un total de 4,48 millones de 2006 a 2008. De ellos, el 42% (1,9 millones) fueron a parar al marido de la infanta y el 58 % restante, a su socio (2,58 millones), según el análisis de la Agencia Tributaria. Eso, a pesar de que los documentos firmados por ambos recogían un reparto equitativo del 50%.

La infanta no defraudó

Los representates del fisco detallaron que, en 2004 y 2005, cuando Urdangarin presidía la supuesta asociación sin ánimo de lucro, ambos socios se repartían los beneficios a través de la facturación de sus respectivas empresas (Aizoon, en el caso de Urdangarin). Cuando el entonces duque de Palma se apartó formalmente de Nóos por indicación de la Casa Real, ambos “se repartieron la cartera de clientes, pero seguían trabajando juntos“.

Entre las empresas que facturaron a Aizoon se encontraban Motorpress Ibérica o Telefónica.

Los expertos tributarios detallaron también este jueves que, aunque la infanta Cristina compartía Aizoon al 50% con su marido, ella no generó rendimientos de trabajo que supusieran una obligación tributaria. Es por ello que la hija de Juan Carlos I se sienta en el banquillo como cooperadora necesaria, beneficiaria y supuesta conocedora de los delitos fiscales cometidos por su marido, pero no como autora directa.

Noticias

More in Noticias