Higienizantes, antisépticos, viricidas, desinfectantes… todo sobre los productos que acaban con el coronavirus

0
55



Durante la pandemia del coronavirus ha aumentado exponencialmente la demanda de productos higiénicos para acabar con el virus en las superficies y en nuestra piel, sobre todo de las manos. Esta demanda ha hecho que proliferen todo tipo de productos y en todo tipo de formatos que no siempre son todo lo eficaces que deberían o que tienen componentes que pueden ser perjudiciales para la salud. Para resolver algunas de las dudas más frecuentes, analizamos los productos que recomiendan tanto la OMS como el ministerio de Sanidad para acabar con el SARS-Cov-2.

Pueden parecer palabras sinónimas, pero no lo son, pues sus funciones son distintas. Los higienizantes tienen un efecto de limpieza, pero no siempre tienen una eficacia viricida, que son los productos capaces de terminar con los virus. Por otro lado, están los antisépticos, productos que se utilizan para eliminar de la piel sana los microorganismos que pueden ser perjudiciales para la salud, como los virus.

Por tanto, a la hora de elegir un producto de limpieza eficaz contra el coronavirus, tendremos que buscar un producto que sea viricida, no solo higienizante. Y para elegir un jabón o gel hidroalcohólico para las manos, lo mejor es elegir uno con efecto antiséptico.

En este sentido, Margarita Gascueña Delegada Provincial de Sanidad en Guadalajara, nos aconseja que nos aseguremos de comprar geles antisépticos, “en ocasiones se utilizan geles higienizantes pensando que su uso supone una garantía contra el virus y generan una falsa y preocupante sensación de seguridad, ya que su uso nos permite tener unas manos limpias, pero no eliminar el COVID de ellas, lo que puede suponer una fuente de contagios”, aclara.

Aunque no es la principal vía de transmisión del virus, el coronavirus puede permanecer en las superficies durante un tiempo determinado, por eso, se recomienda desinfectarlas de manera regular para minimizar al máximo la trasmisión por esta vía. Para conseguirlo, podemos utilizar varios productos:

•Jabón o detergente. Gracias a su capacidad para arrastrar la grasa, el jabón acaba con las membranas de los virus, que están formadas, entre otras cosas, por una capa de grasa. Al eliminar esta capa, el virus queda inactivo. Por tanto, limpiar concienzudamente las superficies con jabón o detergente, acabará con los virus.

•Lejía. La clásica y universal lejía (hipoclorito de sodio) sigue siendo el mejor remedio para eliminar el virus. Eso sí, hay que usarlo con precaución y diluida, pues es muy tóxica. El ministerio de Sanidad recomienda que esta disolución sea de una proporción 1:50 lejía y agua, unas dos cucharadas por libro de agua. Nunca debe mezclarse con amoniaco, pues, además de que este último no es tan eficaz, esta mezcla produce gases muy tóxicos.

•Agua oxigenada. Al igual que la lejía, el peróxido de hidrógeno es un poderoso oxidante con efecto antimicrobiano, antiséptico y antibacteriano. Podemos encontrarlo en productos comerciales o utilizarla directamente, pero para que sea eficaz tiene que tener una concentración de al menos el 3% y dejarla actuar 10 minutos. Nunca se debe mezclar con vinagre porque, al igual que ocurre con la lejía y el amoniaco, desprende sustancias tóxicas, el ácido peroxiacético, muy irritante y corrosivo.

•Alcohol. Es tanto desinfectante como antiséptico, es decir, que acaba con los microrganismos tanto en superficies como en la piel. Hay dos tipos de alcohol, etanol e isopropanol, y ambos a elevadas concentraciones -Más del 60%- son viricidas. Se evapora muy rápidamente sin dejar residuos, pero debe usarse en un ambiente ventilado. Basta con pasar un paño para desinfectar superficies, especialmente aquellas que no pueden lavarse con jabón o lejía, como aparatos electrónicos.

A nivel comercial, hay multitud de preparados domésticos, como detergentes, desengrasantes, desinfectantes… que contienen alguno de estas sustancias en diferentes concentraciones y que han demostrado ser eficaces para eliminar el coronavirus. Para asegurarnos de que lo son, solo tenemos que mirar la etiqueta en busca de sustancias como hipoclorito de sodio, cloruros, peróxido de hidrógeno, etanol, etc. o consultar la lista que elaboró el ministerio con los viricidas productos comerciales con propiedades viricidas más eficaces y sus usos.

La OCU también ha elaborado su propia lista de productos desinfectantes, en este caso, para uso en el hogar y sin lejía. La puedes consultar aquí.

Desinfectar con lejía o alcohol con un paño, agua y toda la ‘parafernalia’ que supone ha hecho que proliferen los sprays desinfectantes a base de etanol al 70%, mucho más fáciles de utilizar, pues prometen que basta con pulverizar para desinfectar.

Sin embargo, puede que no sean tan eficaces como prometen e incluso la OMS los desaconseja porque, como afirma Marián García (Boticaria García) en su web, no sirven para retirar la suciedad, lo que impide que las sustancias desinfectantes sean tan eficaces. Además, no llegan a todos los rincones de las superficies por igual -sobre todo los recovecos-, puede irritar los ojos y solo se asegura su eficacia si lo aplicamos con un trapo, lo que acabaría con su ventaja competitiva.

Tanto la OMS como el Ministerio de Sanidad aconsejan siempre como primera opción el lavado de manos con agua y jabón; y, en su defecto, gel hidroalcohólico, y desaconseja lavarse las manos con productos a base de lejía o agua oxigenada.

•Jabón. Cualquier jabón usado correctamente, es decir, frotándose a conciencia durante al menos 30 segundos, es eficaz para acabar con el coronavirus. No hace falta, por tanto, que tenga la etiqueta de ‘antiséptico o antibacteriano’. Lo que sí es recomendable que, dado que vamos a tener que lavarnos las manos con frecuencia, elijamos uno ‘syndet’, que son respetuosos con la piel, sobre todo si tenemos dermatitis o la piel sensible.

•Gel hidroalcohólico. Si no tenemos a mano agua y jabón, una alternativa son los geles hidroalcohólicos, que acaban con los microorganismos que hay sobre la piel debido a su contengo en alcohol, que debe ser del 60% para que sea eficaz. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) recuerda que este tipo de productos deben ser antisépticos, pues si son solo higienizantes, no biocidas, no son eficaces. En este sentido, este organismo elaboró una lista de los geles para manos que sí han demostrado eficacia.

Hay sustancias que, ya sea porque su eficacia contra el SARS-CoV-2 no está probada o porque pueden ser perjudiciales para la salud humana, no están recomendados para acabar con el coronavirus e incluso algunos organismos desaconsejan su uso.

•Ozono. Es un potente oxidante y probado desinfectante, pero, a pesar de todos los productos a base de ozono que han proliferado con esta crisis, lo cierto es que todavía no se ha probado su eficacia contra el coronavirus, y menos a nivel doméstico. Por tanto, es mejor evitarlo, pues, además, si no se usa con extremo cuidado puede incluso ser perjudicial para la salud humana.

•Metanol. La Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos mandó hace poco una advertencia sobre esta sustancia, que está presente en algunos productos higienizantes para las manos. Dado que este componente puede ser tóxico al absorberse por la piel, se desaconseja cualquier producto que lo contenga.

•También de desaconseja mezclar productos químicos, aunque ambos sean eficaces, de origen natural, y a priori, seguros. Sin saberlo, no sólo podemos hacer que estos productos pierdan eficacia, sino que pueden ser perjudiciales e incluso muy tóxicos.



Source link