web
statistics
Noticias

Hospitalizan a un niño de 7 años que recibió una paliza de tres compañeros de colegio

Hospitalizan a un niño de 7 años que recibió una paliza de tres compañeros de colegio

20MINUTOS.ES / AGENCIAS

  • Los hechos ocurrieron en el centro escolar José María del Campo, en Triana.
  • El pequeño tiene traumatismos en cabeza, abdomen y boca, supuestamente producidos por un ataque en el patio de tres niños de 8, 9 y 10 años.
  • Los padres de la víctima relatan que ya habían alertado a la escuela de que su hijo estaba sufriendo agresiones.

Un niño de siete años de edad ha sido ingresado en un centro hospitalario de Sevilla tras recibir este jueves una paliza de manos de tres niños de su colegio, el José María del Campo, en el barrio sevillano de Triana, informa El País.

Al parecer, los hechos ocurrieron el pasado jueves en el patio del centro, en hora de comedor. Tres niños, de 8, 9 y 10 años agredieron a la víctima, de iniciales J. T., que sufre traumatismos en cabeza, abdomen y boca.

Los padres habían denunciado previamente amenazas y agresiones al menor. Cuando este jueves recogieron a J. T., percibieron una herida en la boca del niño y que la camiseta había sido lavada para eliminar manchas de sangre. El chico dijo que le habían lanzado un envase, pero tras comprobar que tenía hematomas por todo el cuerpo y dolor, fue llevado a la Policía y a Urgencias. Allí el niño explicó los hechos: tres niños le dieron patadas y puñetazos en el patio.

El niño fue ingresado con pronóstico grave por un traumatismo abdominal, y los médicos activaron el protocolo de denuncia. Los agresores han sido ya identificados. Son vecinos de la víctima y al parecer llevan dos años acosando al niño dentro y fuera del colegio, hasta el punto de que J. T. necesita tratamiento psicológico. Además, el niño había cambiado su carácter, bajaba la persiana de su habitación para evitar que le insultaran desde la calle y empezó a inventar excusas para no ir al colegio.

La madre de uno de los supuestos agresores criticó al niño agredido por no haberse defendido, mientras que otros padres han mostrado su apoyo y se han prestado a testificar. La madre de J. T. expresa que ha denunciado los hechos una veintena de veces y en presencia de testigos. Han decidido no llevar más al colegio al niño hasta que los supuestos agresores no sean expulsados.

Denuncia y secuelas en el pequeño

En la denuncia, los padres afirman que habían alertado al colegio de varias amenazas y agresiones a su hijo, y tras la última paliza, el centro escolar ha accedido a tramitar una posible expulsión de los presuntos autores de la agresión. Según la denuncia, tras recogerlo del colegio, la madre del menor vio a su hijo con una herida en la boca y con la camiseta lavada para intentar eliminar las manchas de sangre, lo que el chico justificó diciendo que le habían tirado un envase de cristal.

Sin embargo, ante la presencia de hematomas por el cuerpo y el dolor que sufría, la madre lo llevó al hospital, donde el menor relató a la médica que tres compañeros le dieron patadas y puñetazos en una zona del colegio donde no les veían los encargados de vigilar a los menores.

Después de ser atendido, el menor recibió el alta y está en observación médica por las posibles secuelas de la paliza, sobre todo en la zona abdominal.

En la denuncia se asegura que los tres presuntos agresores llevan dos años acosando al pequeño dentro y fuera del colegio, al que los padres aseguran que han advertido de estos hechos en una veintena de ocasiones, y añaden que el niño ha tenido que recibir tratamiento psicológico para superar sus miedos.

Noticias

More in Noticias