https://rss.elconfidencial.com/tags/otros/salud-6110/

0
12


Muchas veces restamos importancia al sueño y a los múltiples efectos que tiene en la salud. El sueño es para los débiles, como dice el refrán. Sin embargo, la realidad no podía estar más lejos de la verdad. Dormir bien por la noche es vital para una buena condición física, mental y emocional. Es tan fundamental como llevar una dieta sana y equilibrada o hacer ejercicio. Tanto es así, que una falta de sueño continuada puede provocar síntomas tan graves como cansancio mental, dificultad de concentración, toma de decisiones incorrecta, depresión, riesgo de autolesionarse o, en casos más extremos, obesidad, presión arterial alta o diabetes, según afirma ‘The Sun’.

Uno de los problemas existentes en nuestra sociedad es que la mitad de los adultos admite no tener una rutina clara a la hora de irse a dormir, de acuerdo a los expertos. Esto significa que las personas terminan yéndose a la cama con la mente repleta de confusión y ansiedad. Para combatir esto, el experto en sueño Neil Stanley, te propone una serie de pasos a seguir para conseguir una noche de descanso reconfortante y reparadora recogidos por ‘New York Post’. Cada una de las tareas implica cinco minutos y están ordenadas según lo que tienes que hacer primero hasta apagar la luz y sumergirte en el dulce paraíso del sueño.

“No puedes pensar todo el rato en dormir, tienes que dejar que el sueño te encuentre”, afirma Stanley. “Tienes que poner tu cuerpo y tu cerebro en el estado adecuado en el que el sueño puede aparecer fácilmente. Consigue tener la mente tranquila y el cuerpo relajado“.

“Treinta minutos antes de acostarse es una correcta cantidad de tiempo para comenzar a relajarse y pensar solo en dormir”, señala el profesor Mark Cropley, uno de los colegas de Stanley. “Nunca subestimes la importancia de establecer una buena rutina, en el sueño y en todas las áreas de la vida; afectará drásticamente a tu probabilidad de éxito”.

30 minutos antes

Completa tu última actividad pendiente del día. Envía ese último correo electrónico, paga la factura que ha estado posponiendo durante toda la jornada y apunta las cosas que debes hacer al día siguiente en una libreta. Un estudio realizado por expertos de la Universidad de Baylor en Texas resolvió que las personas que se tomaban cinco minutos para anotar su lista de tareas pendientes poco antes de meterse en la cama, les resultaba más fácil quedarse dormidas.

25 minutos antes

Ahora es el momento de apagar la luz de tono azul, es decir, la que está presente en tablets, iPads y sí, también en tu teléfono. Los científicos han demostrado que la luz azul suprime la liberación de melatonina, la hormona que le anuncia al cuerpo que es el instante de dormir. Para que tu alarma suene, simplemente pon el teléfono boca abajo o guardado en un cajón para evitar que la luz azul perturbe tu estado de duermevela.

20 minutos antes

Llegó la hora de la higiene pre-sueño. Acude al baño y lávate los dientes. El estudio señala que es importante dejar un espacio de tiempo entre lavarte la cara y la cama porque el agua puede despertarte.

15 minutos antes

Aunque parece una contradicción de acuerdo al punto anterior, una ducha rápida puede ayudarte a coger el sueño. Aunque te parezca extraño, el agua te proporcionará una sensación de alivio y de descanso que te vendrá muy bien para quedarte dormido. Lo único, asegúrate de que esté caliente, ya que calentar el cuerpo nos ayuda a calmarnos, lo cual es muy importante para dormir bien.

Foto: iStock.

10 minutos antes

Haz pis. Parece algo muy obvio, pero una investigación de una importante cadena de pastillas para el sueño reveló que un 42% de las personas no duerme lo suficiente porque necesitan ir al baño por la noche. Por lo tanto, hacer un viaje rápido al baño es una de las últimas cosas que debes hacer antes de apagar la luz.

Y… los últimos 5 minutos

Deja de chatear. La cama es para dormir. Los cinco minutos antes de apagar la luz son para dar el día por terminado y dejar a un lado las presiones cotidianas. Para ‘planchar la oreja’, considera la cama como un lugar para estar solo y a gusto, al menos en la mayoría de las noches.





Source link