https://rss.elconfidencial.com/tags/otros/salud-6110/

0
6


Cambiarte el bañador mojado por uno seco después de darte un chapuzón es un sencillo gesto que puede ahorrarte problemas de salud este verano, o eso creíamos. Resulta que la respuesta no es tan clara como se pensaba. Las infecciones vaginales por hongos son fúngicas y la mayoría de las mujeres las experimentarán en algún momento de su vida.

Aunque incómodas, no son peligrosas. Todas las vulvas tienen algo de levadura en ellas; las contaminaciones ocurren cuando esta, que está de forma natural crece fuera de control. Puede suceder cuando las bacterias en esta parte del cuerpo, que generalmente controlan las poblaciones de estos gérmenes, no lo hacen o cuando una cepa agresiva externa coloniza la vagina, asegura la doctora Jen Gunter, obstetra y ginecóloga del área de San Francisco.

Desarrollar dermatofitosis es fácil. Estos hongos, habituales en el ser humano, encuentran en verano sus mejores condiciones de cultivo: la humedad del bañador, el calor y una escasez de oxígeno en la zona que colonizan. En los hombres, suele aparecer sobre todo en las ingles y el escroto. En las mujeres, dependiendo del tipo de bañador, se manifiesta en las mamas voluminosas y el pliegue formado con la piel del tórax.

¿Puede desencadenarlo?

La doctora Yvonne Butler Tobah, obstetra-ginecóloga de la Clínica Mayo, afirma que usar un traje de baño mojado durante un periodo prolongado de tiempo puede aumentar el riesgo de que una mujer tenga una infección por hongos, aunque no fuera la causa directa. “Si la pregunta es: ‘¿Un bañador salido del agua causará este tipo de enfermedad?’ la respuesta es ‘no”, asegura Butler Tobah a ‘Live Science’. “Pero puede aumentar el riesgo, dependiendo de cuánto tiempo estés con él”, añade.

La levadura prospera en ambientes estancados, húmedos y cálidos como el interior de estas prendas que permanecen mojadas durante mucho tiempo después de salir del agua, explica la doctora Leena Nathan, de UCLA Health. La razón de que las infecciones urinarias sean más frecuentes en la mujer es que la uretra femenina es mucho más corta que la del varón, por lo que es más fácil que los microorganismos asciendan por el conducto.

Nadar no eleva el riesgo de sufrirlo porque “cuando hay agua que fluye constantemente no es normal que las bacterias proliferen”, añade el experto. Gunter, sin embargo, no estuvo de acuerdo y calificó la idea de que usar un bañador con estas características hace que una infección por levadura sea bastante usual.

Para saber con certeza si mucho tiempo puesto puede causar una infección, los investigadores tendrían que realizar un estudio controlado: poner a un grupo grande de personas con bañadores húmedos durante varias horas y otros secos y después ver cuál de los dos termina con hongos. Hay problemas prácticos con la realización de este tipo de investigaciones, sin mencionar el tema ético de tratar de provocar este tipo de bacterias a las personas.

Alerta con estos síntomas

Si tienes candidiasis, es posible que experimentes estas señales: picor intenso, ya sea externo o interno, flujo vaginal blanco y espeso y con un olor distinto. Las mujeres que padecen diabetes o que toman ciertos medicamentos que controlan el sistema inmune son más propensas a coger esta enfermedad.

También puedes coger tiña inguinal. Si llevas el bañador mojado y entras en contacto con los hongos tipo moho llamados dermatofitos, estos pueden extenderse por la piel de la zona de los genitales, las ingles y el trasero, según la Academia Estadounidense de Médicos de Familia y la Clínica Mayo. Su crecimiento produce erupciones y rojeces en forma de ronchas.





Source link