https://rss.elconfidencial.com/tags/otros/salud-6110/

0
8


El pasado julio la actriz y cantante Cher se estrenaba como abuela en el cine. ‘Mamma Mía! Una y otra vez’ llegaba a las pantallas de toda España mostrando que esta estrella de la música pop tiene un aspecto físico envidiable. Todos aquellos que han visto la película se han quedado asombrados de lo joven que parece y ella misma ha declarado que se enteró de que había sobrepasado los 40 cuando tuvo 60 años.

Lo cierto es que lleva cuidándose de una forma minuciosa desde hace años. No es casualidad que esté así de bien y parezca que tiene 20 años menos. Además de un completo tratamiento que incluye cirugía plástica, medicina estética y un plan de antienvejecimiento, la artista tiene un plan de nutrición y un entrenamiento físico que nunca se salta.

Manos a la obra

Esta mujer es una fuerza de la naturaleza. No es sorprendente que trabaje mucho para mantenerse en forma. Después de alardear humildemente en el programa de Ellen DeGeneres de que puede correr durante dos minutos “sin sudar”, la cantante confesó que hace ejercicios “no todos los días, pero muchas veces a la semana”.

Cuando la presentadora le preguntó sobre qué hace para realzar sus glúteos, ella explicó que su favorito es la apertura lateral. “Te estiras en el suelo, con la pierna en V y haces tres rebotes 15 veces con cada una”, explicó mientras hacía los movimientos. También aseguró que le gusta mucho la patada de glúteo: con cuatro apoyos en el suelo se estira la pierna al fondo y arriba, 15 veces cada extremidad inferior.

Sentadillas y zumba

Para tener un cuerpo tan tonificado la diva del pop realiza sentadillas y hace zumba. El trasero se puede modelar también bailando, en estas clases de divertidas coreografías a ritmo de música latinoamericana. “Se sube mucho al step y hay rotación, por lo que se trabaja a fondo el culo. Además de la coordinación y el trabajo cardiovascular. Se pueden llegar a quemar muchísimo, asegura Cher. Lo mejor es que es una disciplina muy divertida y es fácil engancharse a ella y no tirar la toalla. Ir un par de veces o tres a la semana a estas clases garantiza resultados rápidos.

En cuanto a las sentadillas, la posición del cuerpo es muy importante. Antes de empezar con el movimiento debes estar seguro de posicionarte correctamente. Esto significa que los pies han de estar separados a la misma distancia que los hombros, es decir, tus pies y tus hombros deben quedar en la misma línea perpendicular. “Dicen que están pasadas de moda, pero están equivocados, son muy efectivas”, asegura.

Debes sacar pecho y apretar las sentadillas bien y los glúteos, así se reforzará el efecto del ejercicio y darás mayor estabilidad a tu columna. Has de estar siempre mirando al frente. ¿Por qué? La cabeza siempre guía a la columna, por lo que si fijas la mirada en el suelo corres el riesgo de flexionarte y perder la posición correcta. Si lo haces igual que ella podrás disfrutar de un cuerpazo cuando llegues a su edad.





Source link