https://rss.elconfidencial.com/tags/otros/salud-6110/

0
5


Te esfuerzas al máximo para perder peso, sigues una alimentación perfecta, haces ejercicio casi a diario y tus hábitos son correctos pero no consigues llegar a la meta. Tranquilo, no estás solo. Es una carrera de larga distancia y, a veces, cuesta arriba. No te preocupes, el entrenador personal Chad Hargrove tiene la solución.

¿Eres de los que se sube a la báscula a diario? Es una costumbre un poco controvertida. Algunos expertos como Harley Pasternak te dirían que no tengas uno de estos aparatos en casa y que si te pesas no lo hagas a menudo. Además, la doctora y psicoterapeuta Katryn Smerling está de acuerdo y señala que fijarse en los números puede convertirse en una obsesión enfermiza y provocar que te olvides de la importancia de sentirte bien con tu cuerpo y contigo mismo.

“Si has ganado un kilo, casi siempre te llevará a una depresión emocional“, asegura Smerling. “Si lo has perdido, estarás eufórico y tendrás la sensación de que puedes recompensártelo. Subirte a la báscula tiende a tener un efecto yo-yo sobre nuestro estado de ánimo y nuestro peso”, añade.

La gran discusión

En el debate sobre báscula sí o no, los primeros son mayoría. Es cierto que pesarse cada día tiene sus ventajas, empezando por ser un recordatorio eficaz de la necesidad de cuidarse y tomar precauciones. No obstante, algunos científicos han alzado la voz contra este método tan asentado, que según ellos no mide la retención de agua ni sabe diferenciar lo que es músculo de grasa.

Pero si tu objetivo es perder peso, hacerlo a diario puede aportarte una información valiosa y ser una forma de monitorizar el progreso. Si recientemente has realizado un cambio en tu dieta o tu nivel de actividad física, pesarte puede ser una buena indicación de si lo que estás haciendo funciona o no.

Si eliges usar la báscula como herramienta, Hargrove, que también es nutricionista, no es fanático de hacerlo solo una vez a la semana, sino de realizarlo los siete días. “Deberías pesarte más, no menos”, afirma. Si los haces todas las mañanas, puedes calcularlo para ilustrar con mayor precisión el progreso real a lo largo del tiempo.

No pierdes nada

Lo bueno de hacer esta tarea a diario es que te da más información del panorama general. Como se muestra en la foto subida a Instagram del experto en ‘fitness’, si solo te pesaras los viernes, no verías que el hecho de que estás adelgazando más rápido de lo que pensabas. ¿Todavía no estás convencido? Un pequeño estudio realizado por la Universidad de Cornell descubrió que los hombres y las mujeres que se pesaban diariamente y seguían los resultados no solo se quitaron los kilos que les sobraban, sino que, después de dos años, la media de lo recuperado fue de casi cero.

Ten en cuenta que los vas a ver fluctuar todos los días. Es totalmente normal en función de si hasido al baño o no, cuánto comiste o bebiste el día anterior, cuánto ejercicio hiciste, si estás reteniendo líquidos o no… Sabiendo que estás la media de esos siete días, podrás tranquilizarte con respecto a esas subidas y bajadas. En una nota personal, el entrenador asegura que ha estado usando este método durante unos meses y ha sido muy útil para controlar su progreso.

Por supuesto, no obliga a intentarlo ni asegura que sea válido para todo el mundo. Tampoco que subirse a la báscula sea la panacea, todo depende del objetivo que se quiera conseguir. “Es absolutamente necesario para alcanzarlo”, explica. “Y si ves que estás progresando, te acabarás animando a seguir adelante”, finaliza. ¡Haz lo que te funcione!





Source link