ANA GONZÁLEZ LÓPEZ

  • La recreación de la vivienda siria destruida de 25 metros cuadrados está basada en una casa real de una familia siria.
  • Se trata de una campaña para recaudar fondos para que la Cruz Roja actúe en zonas de conflicto bélico.

Niño

Que Ikea utiliza las emociones en el márketing e incluso temas sociales no es una novedad. La multinacional sueca ha decidido lanzar un emotivo e impactante vídeo ideado por la agencia POL en el que tiene en cuenta a aquellas personas que, precisamente, no pueden ir a una de sus tiendas para amueblar su casa, las víctimas de la guerra de Siria.

Y es que la empresa sueca ha decidido montar en su almacén de Oslo la recreación de una casa siria de tan solo 25 metros cuadrados destruida por la guerra.

En el vídeo, además, se ve cómo los niños miran asustados cómo su casa se puede tambalear en cualquier instante por los ataques aéreos y los bombardeos, y todo esto mientras luchan por vivir a duras penas con lo más básico.

Tanto el vídeo como la recreación que pueden visitar los clientes noruegos de Ikea se hacen a ún más impactantes si lo comparamos con el resto del almacén y sus coloridos productos: frente a la seguridad y posibilidades de la tienda, la recreación sólo presenta tristeza y la incertidumbre de si se logrará sobrevivir unos minutos más al conflicto bélico.

Lo más sorprendente, no obstante, es que la recreación no es ficticia, sino que está basada en una casa real de una familia con varios hijos.

Esta campaña solidaria de Ikea pretende promover las donaciones a la Cruz Roja, que en colaboración con la televisión pública noruega recaba fondos para actuar en zonas asoladas por los conflictos bélicos.