05/10/2016 10:13:07
Claudio Orrego comentó que cuando se habla de calefactores a leña, son las boscas. “En casas de familia de alto ingreso encontramos este tipo de calefacción. No es justo que ellos empeoren la calidad de vida de los otros santiaguinos”.

Foto Nota
El intentende metropolitano Claudio Orrego, se refirió al plan de descontaminación anunciado ayer por el ministerio de Medio Ambiente, donde uno de los puntos relevantes fue la prohibición absoluta del uso de la leña en la ciudad de Santiago, más Puente Alto y San Bernardo.

Lee también:
Plan de descontaminación incluye restricción a vehículos con sello verde fabricados antes de 2012

Orrego comentó que son cerca de 70 las medidas que abordan la descontaminación: un tercio industrial, un tercio referida a la leña y otro tercio dedicado al transporte, donde están los vehículos catalíticos y el transporte público.

“La medida más dura es la prohibición del uso de la leña en Santiago y San Bernardo. Significará un tercio de la disminución de la descontaminación de Santiago”, dijo.

En entrevista con radio Cooperativa, el intendente señaló que “de los calefactores a leña estamos hablando de estas boscas, y que yo sepa esas no se venden en las poblaciones de Santiago. En casas de familia de alto ingreso encontramos este tipo de calefacción. No es justo que ellos empeoren la calidad de vida de los otros santiaguinos”.

Por otro lado, referido a la polémica de los asados, Orrego comentó que no está contemplado en el plan, porque no es una medida permanente.

En cuanto a las medidas relacionadas al transporte público, la autoridad metropolitana comentó que “en los próximos meses van a entrar en uso la línea 3 y 6 del metro, se están construyendo corredores y además los días de restricción significa el aumento de velocidad en la ciudad como si incorporaramos 1200 buses”.

Y las medidas para el transporte privado, la restricción será para todos los catalíticos anteriores al 2012, “por eso la medida es más de descontaminación que la descongestión. Hemos adoptado medidas para reducir un 60% la contaminación vial”.