La banca ética se abre paso con un 15% de nuevos clientes al año

0
153

SUSANA GOZALO

  • 214.922 españoles tenían contratado algún producto en estas entidades en 2015.
  • Los dos bancos éticos que operan en España, Triodos Bank y Fiare Banca Ética, lo hacen bajo las premisas de transparencia y economía real.
  • Gestionan un volumen de ahorro acumulado de 1.800 millones de euros.
  • El perfil de su cliente: de 35 a 50 años, que operan en internet y de zona urbana.
  • OPINIONES: Pregunta a tu dinero.

A sus 63 años, Víctor Gómez es uno de los 87 socios de Convivir, una cooperativa de mayores que llevan un año viviendo juntos en un complejo de apartamentos de nueva construcción en Horcajo de Santiago (Cuenca).

“Se nos cerraron muchas puertas, ninguna entidad quería financiar nuestro proyecto. Un banco llegó a decirnos que como éramos mayores, si dejábamos de pagar, no podrían ponernos en la calle”, cuenta.

Su suerte cambio cuando en 2012, Fiare Banca Ética decidió apostar por este proyecto y financiar 3 de los 8 millones de euros que ha costado materializarlo.

“Se trata de vivir los últimos años de tu vida de otra manera, no en soledad”, explica Víctor. Por aquel entonces el banco no operaba todavía en España –no lo haría hasta octubre de 2014–, por lo que fue la sede italiana la que dio el crédito. 

Como Víctor y sus compañeros, un total de 214.922 personas eran clientes en España de una entidad financiera de economía sostenible en 2015, un 15% más que un año antes, según el Barómetro de las Finanzas Éticas y Solidarias.

Según sus datos, las finanzas solidarias gestionan un volumen de ahorro de 1.800 millones de euros (18% más que el año anterior) y 850 millones en préstamos (5% más).

“Transparencia y economía real”

¿Pero son compatibles los términos banco y ética? “Nacimos en Holanda cuando un grupo de gente empezó a promover otro tipo de finanzas“, explican desde Triodos Bank, uno de los dos bancos que operan en España y el más veterano, abrió en 2004. “Nuestros valores son la transparencia, la ética y la economía real”, resumen desde Triodos.

Con un ritmo de crecimiento “del 15 al 20%” anual, esta entidad vence las reticencias con contundencia: “No cotizamos en Bolsa, no invertimos en sectores especulativos y no ofrecemos productos complejos”, en clara alusión al ladrillo y las preferentes, dos de los pilares de la banca tradicional.

Respecto a la política de comisiones –que las hay–aclaran que son “justas, transparentes y están justificadas” porque “hacer banca ética, ser independientesy sostenibles sin acudir a la economía especulativa, financiándonos solo con fondos de clientes tiene un coste”, defienden.

Una postura muy similar a la que sostiene Juan Garibi, director de Fiare Banca Ética. “Hay costes de mantenimiento para evitar el bienquedismo. No queremos que la gente abra cuenta para quedar bien. Queremos que se use. Y si operan se van reduciendo los costes”, dice. Entre sus problemas, reconoce la “falta de visibilidad” y una “operativa en fase inicial”.

Una operativa en desarrollo que no ha impedido a David Sánchez, director de una correduría de seguros, gestionar su empresa a través de esta entidad. “Para dar el salto ha sido determinante saber que nuestro dinero va a tener inversiones socialmente responsables”, dice.

Y su perfil se ciñe al del nuevo cliente de la banca ética que refieren las entidades: entre 35 y 50 años, nivel educativo medio-alto, urbano y que opera por internet. Hombres y mujeres al 50%. Y sobre todo, dicen los bancos, “se pregunta qué significa abrir una cuenta en una entidad o en otra”.

Desde Adicae, la asociación de usuarios de bancos, cajas y seguros, apuntan a que estas entidades  “marcan una clara diferencia con el modelo de la banca tradicional” aunque dudan de que “puedan representar una competencia real” para ella.

A su juicio, es importante que haya “modelos alternativos” en el sector bancario y reconocen que estas entidades jamás han estado involucradas en “grandes escándalos”, aunque recuerdan a los usuarios la importancia de mantener el espíritu crítico a la hora de acercarse a cualquier tipo de banca.

“Nos gustó por implicar al cliente”

María Isla (34 años) fundó en 2015 junto a otros dos socios un estudio de diseño social llamado Hackity. “Empezamos a preguntarnos con qué banco queríamos trabajar. Miramos entidades tradicionales, que nos ofrecían descuentos y comisiones gratis y vimos también la banca ética”, cuenta sobre los primeros pasos que dieron.

“Teníamos claro que queríamos una entidad con la que operar en el mercado, pero también que tuviera valores sociales”.  Según María, llegaron a Fiare por “la transparencia, la ética y la implicación”. Por eso abrieron una cuenta a nombre de la empresa.

“Desde ahí facturamos a los clientes y pagamos las nóminas del personal”, dice. Incluso dieron un paso más y se hicieron socios de la entidad. En la imagen María aparece junto a Tomás (i), Enrique (c) y Miguel (d), otros tres clientes de la banca ética que residen en Madrid.

Guía útil

Con una operativa más limitada que la banca tradicional y una regulación y autorregulación doblemente exigentes, pueden plantearse dudas y temores respecto al funcionamiento y fiabilidad de los servicios financieros que ofertan estas entidades:

¿Qué es la banca ética y cómo funciona?:Se denomina así a todas aquellas entidades que ofrecen productos financieros cuyo objetivo principal es crear una utilidad de carácter social para el entorno que le rodea y respetar el medio ambiente, yendo más allá de la búsqueda del beneficio económico.

¿En qué se concreta?:  Estas entidades rastrean el origen del dinero, limitan el importe máximo de los depósitos y garantizan el origen lícito de esos fondos, por ejemplo, que no proceden del tráfico de armas.

¿Mi dinero está a salvo y garantizado?:  Sí. Triodos Bank y Fiare están supervisados por el Banco de España y regulados por los Bancos Centrales de Holanda e Italia. En realidad, las sucursales españolas son una suerte de filiales de sus sedes holandesa e italiana.

¿Cómo me hago cliente?:Basta con acceder a internet para abrir una cuenta. Puede hacerse también por teléfono o presencialmente. Aunque son entidades concebidas para trabajar en la red y su presencia física es limitada. Triodos dispone de 21 oficinas y Fiare tres, en Bilbao, Madrid y Barcelona.

¿Qué servicios financieros ofrecen?:Los servicios financieros del día a día, tanto para empresas como para particulares. Se pueden abrir cuentas corrientes, cuentas de ahorro, depósitos a plazo fijo, tarjetas de débito y crédito e hipotecas.

Casi sin oficinas en la calle, ¿cómo operan?:Banca por internet,  telefónica y oficina móvil.

¿Qué hago para sacar dinero?:Funcionan mediante transferencias o cajeros. Triodos tiene una red de 8.500 cajeros sin coste. Fiare dispone de 3.000 sujetos a comisión por retirada. 

¿Dan créditos?:A empresas con proyectos sociales y sostenibles. A particulares, bajo los mismos parámetros, también se contemplan.

¿Cuándo recupero mi dinero?:La cuenta se puede abrir o cerrar en cualquier momento.

(Aclaración: En España existen otras dos entidades de crédito que integran el abanico de las finanzas solidarias: Coop57 y Oiko Credit. No se incluyen en el reportaje porque son cooperativas de servicios financieros de crédito que carecen de operativa y regulación bancaria).